La violencia doméstica se cobra dos víctimas en Málaga y Gerona

Una mujer marroquí muere estrangulada y un hombre perece tras ser apuñalado por su compañera sentimental Detenido por matar a tiros su ex pareja en Granada

P. S. A. A.

El año no ha podido comenzar peor en lo que a violencia doméstica se refiere. Al asesinato anteayer de una mujer en Granada a manos de su ex marido se unió en las últimas horas otros dos casos en Roses (Gerona) y Marbella. En el primero de ellos un hombre murió apuñalado por su novia, mientras que en el segundo la víctima fue una mujer marroquí estrangulada por su compañero sentimental.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron en la noche del domingo en la localidad gerundense de Roses a una mujer de 51 años acusada de asesinar a su novio, un hombre de 50 años vecino de Sant Esteve Ses Rovires (Barcelona). Al parecer la víctima recibió un navajazo mortal en el cuello. Fuentes cercanas a la investigación explicaron que la presunta homicida, Adela R. O., vecina de Tarrasa, llamó la noche del crimen a un familiar y le contó que se quería suicidar. La mujer dijo que se encontraba en su segunda residencia, un apartamento situado en la urbanización Santa Margarida de Roses, donde iba a pasar unos días con su pareja.

El pariente avisó entonces a la policía catalana para explicarle las intenciones de la mujer. Eran aproximadamente las ocho de la tarde. Poco después, sobre las 20.15 horas, los 'mossos' llegaron al domicilio y se encontraron al hombre muerto en la cama con un corte en el cuello producido por un arma blanca y a la mujer semiinconsciente y con síntomas de haber tomado gran cantidad de medicamentos, al parecer barbitúricos. La mujer fue trasladada al Centro de Atención Primaria (CAP) de Roses, y confesó que era la autora material de la agresión mortal, y dijo que el móvil del crimen «era pasional». La víctima y la presunta homicida mantenían una relación sentimental desde hacía varios años, aunque no convivían juntos.

Marbella

Por otra parte, una mujer de 30 años de edad y de nacionalidad marroquí fue estrangulada presuntamente por su pareja sentimental en Marbella (Málaga). Momentos después de cometer el crimen, sobre las 20.00 horas, el hombre -de nacionalidad española y de unos 50 años-, llamó a la comisaría y confesó los hechos.

Los vecinos del edificio Mediterráneo, en el que vivía la pareja, aseguraron que no tenían conocimiento de que hubiera algún problema entre ellos. El presunto agresor se encuentra en los calabozos de la comisaría de policía de Marbella a la espera de pasar a disposición judicial. Se trata del primer caso de asesinato relacionado con la violencia de género que tiene lugar en Málaga en lo que va de año, aunque es el segundo en las fechas navideñas, ya que el pasado 22 de diciembre otra mujer fue asesinada por su marido en el barrio de la Colonia de Santa Inés.

Mientras que a primeras horas de la mañana de ayer fue detenido en un bar Manuel C. C, presunto asesino de su ex mujer Pilar Pacheco Valverde, de 39 años de edad, que fue abatida por dos disparos en la espalda mientras se encontraba recogiendo aceituna en un cortijo de la localidad granadina de Algarinejo. A Manuel C. C. el juez ya le había requisado una escopeta en el año 2003, cuando su ex mujer puso una denuncia contra él porque había recibido varias amenazas de muerte.