Palestina comienza su campaña electoral con la ausencia de Abás y el recelo israelí

Por su parte, Israel impide la propaganda en Jerusalén Este y expresa cada vez más sus temores de que los islámicos se hagan con la victoria

EFE |JERUSALÉN
Palestina comienza su campaña electoral con la ausencia de Abás y el recelo israelí

El pueblo palestino ha comenzado hoy un camino que desembocará el próximo día 25 en las elecciones parlamentarias con los primeros mítines de los principales partidos candidatos, el movimiento nacionalista Al-Fatah y el radical islámico Hamás pero con la ausencia destacada del actual presidente palestino, Mahmud Abás.

El movimiento nacionalista palestino ha iniciado su campaña de cara a las elecciones parlamentarias del próximo día 25 junto a la tumba de su histórico fundador, Yaser Arafat, enterrado en la Mukata de Ramala. En el primer día oficial de campaña, y en el que no ha estado presente el actual presidente palestino y líder del movimiento, Mahmud Abás, de visita por el Golfo Pérsico, Al-Fatah ha prometido al electorado ser el constructor de las bases de un nuevo estado independiente.

El vicepresidente palestino, Nabil Shaath, dijo a los presentes que su movimiento también acabará con la corrupción rampante en los territorios palestinos, que ha socavado el poder de Al-Fatah. "Con tu permiso Abu Amar (nombre de guerra de Arafat), continuaremos ondeando la bandera de Al-Fatah hacia la victoria", afirmó Shaath, ante los concentrados.

Asimismo, se refirió a la ocupación israelí, de la que dijo que Al-Fatah "continuará luchando" para erradicarla y acabar con los asentamientos y el muro de separación. Por su parte, Hamás lanzó su campaña electoral frente a la casa de Ahmed Yasín, su fundador muerto en un ataque aéreo israelí en marzo de 2004. Ismail Hanye, uno de los principales dirigentes del movimiento, aclaró que Hamás seguirá operando en dos frentes: el político y el armado.

Los integristas islámicos, cuyo movimiento fue fundado en 1987 por Yasín, nunca habían participado en unas elecciones nacionales palestinas, y sólo lo habían hecho hasta ahora en las municipales. Al-Fatah y Hamás son los principales protagonistas, entre las once formaciones que se registraron ante la Comisión de Elecciones, para los comicios del próximo miércoles 25.

Un último sondeo sobre intenciones de voto, realizado por el Centro Palestino para Investigación de Asuntos Políticos, pronosticaba a los candidatos de Al Fatah unos 40 escaños entre los 132 de la Cámara Legislativa, y más de 25 a los integristas. El principal dirigente de Hamás en Gaza, Mahmud a-Zahar, dijo ayer, lunes, que su movimiento no negociará con Israel así forme parte del próximo Gobierno palestino tras las elecciones. Y esa es la preocupación que cunde en el Gobierno israelí, que ve con recelo la participación de los islamistas en un proceso electoral cuando no respetan las reglas del juego democrático y seguirán manteniendo su propia milicia.