Milicianos palestinos han lanzado diez cohetes Al Kasam contra el sur de Israel

No se han registrado denuncias sobre víctimas o daños materiales

EFE| JERUSALÉN

Milicianos palestinos han disparado e martes, diez cohetes Al Kasam contra el territorio israelí tras la muerte anoche de tres militantes de la Yihad Islámica en un ataque de la Fuerza Aérea en el campo de refugiados de Yebalia, en Gaza.

Fuentes militares informaron de que, de momento, no se han registrado denuncias sobre víctimas o daños por los cohetes, que habrían caído en zonas abiertas del desierto del Néguev.

Las víctimas del "asesinato selectivo" contra los tres militantes de la Yihad, aparentemente por un misil lanzado desde un avión sin piloto, perdieron la vida fuera de la "zona de exclusión" creada por el Ejército israelí en una franja de 16 kilómetros cuadrados a lo largo de la frontera con Gaza.

En ese ataque murió un conocido miliciano de la Yihad, Said Jidián, implicado en el lanzamiento de cohetes contra localidades israelíes vecinas a Gaza, según fuentes militares

En respuesta por el disparo de esos cohetes artesanales, uno de los cuales cayó en las afueras de la ciudad de Sderot, fuerzas de artillería bombardeaban el norte de la franja de Gaza, desde donde suelen disparar los palestinos sus cohetes artesanales.

La práctica de los "asesinatos selectivos", que había quedado sin efecto, fue reanudada por el Gobierno israelí después del atentado de un suicida de la Yihad que, el pasado 5 de diciembre, causó la muerte a cinco civiles israelíes y decenas de heridos al inmolarse frente a un centro comercial de la ciudad de Natania.

El pasado fin de semana, las facciones de la resistencia palestina contra Israel anunciaron el fin de una tregua unilateral conocida como "período de calma" (Taadía).

La Comisión parlamentaria para Asuntos de Seguridad y el Exterior se proponía debatir hoy en Jerusalén la escalada de la violencia de las últimas semanas en la franja de Gaza y Cisjordania, a tres semanas de las elecciones legislativas palestinas, y a casi tres meses de los comicios nacionales en Israel.