Corea del Norte amenaza con boicotear el diálogo si EEUU no retira las sanciones

Reconoció el 10 de febrero de 2005 que había logrado producir armas nucleares con el programa atómico militar

EFE|SEÚL

Corea del Norte amenazó hoy con boicotear las conversaciones multilaterales sobre su programa de armas nucleares, si Estados Unidos no retira las sanciones financieras impuestas a Pyongyang por falsificación y lavado de dinero.

En un comunicado oficial difundido por la Agencia Central de Noticias norcoreana y el diario oficialista Rodong Sinmun, la cúpula comunista afirmó que, "en tanto persistan las sanciones de EEUU, es imposible sentarse a negociar el abandono de la capacidad de disuasión nuclear" de Corea del Norte.

Según las autoridades norcoreanas, Estados Unidos está obstaculizando las negociaciones internacionales sobre el programa nuclear del Norte deliberadamente con esta imposición de sanciones.

El pasado 31 de diciembre, en otro mensaje difundido por la KCNA, Corea del Norte ya amenazó con no retornar al diálogo multipartito en Pekín con Corea del Sur, EEUU, China, Rusia y Japón si Washington persistía en su política hostil contra el Gobierno comunista.

Corea del Norte reconoció el 10 de febrero de 2005 que había logrado producir armas nucleares con el programa atómico militar puesto en marcha a finales de 2002, en violación de los acuerdos internacionales y de un convenio marco firmado con EEUU en 1994.

La quinta y última ronda de conversaciones multilaterales entró en un receso el pasado mes de noviembre debido a las diferencias entre norcoreanos y estadounidenses, después de que Pyongyang advirtiera de que su participación en el diálogo está condicionada a la retirada de las sanciones financieras impuestas por EEUU.

En septiembre pasado, EEUU emprendió acciones judiciales contra un banco con sede en Macao, al que acusó de poner en circulación billetes de cien dólares falsos, presuntamente fabricados en Corea del Norte, y de lavar dinero conseguido por el Estado comunista mediante el tráfico de drogas.

Un mes más tarde, el Gobierno norteamericano congeló las cuentas en EEUU de ocho entidades norcoreanas sospechosas de comprar tecnología para la producción de armas de destrucción masiva.

Para Corea del Norte, las sanciones forman parte de un plan norteamericano para derribar al régimen comunista.

La continuación de las conversaciones debía reanudarse este mes de enero para analizar la aplicación del compromiso adoptado por Corea del Norte en una declaración conjunta firmada por los países participantes en la cuarta ronda, concluida en Pekín el pasado septiembre.

En esa declaración, Pyongyang se comprometió a desmantelar sus armas nucleares y volver al seno del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), aunque posteriormente demandó para ello que se suministre un reactor atómico de agua ligera para su abastecimiento energético pacífico.

Corea del Norte ya boicoteó el proceso de conversaciones multipartitas en septiembre de 2004, cuando debía haberse celebrado esa cuarta ronda de diálogo, que, finalmente, sólo pudo empezar en agosto de 2005 y concluir en septiembre.