Torra amenaza con activar la declaración de independencia del 27-O a pesar de las discrepancias internas

Torra. /Afp
Torra. / Afp

El independentismo afronta el juicio contra el 'procés' sin haber podido pactar aún una respuesta unitaria a una eventual sentencia severa

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha cerrado esta mañana casi todas las puertas con el Gobierno central. Días después de que el Ejecutivo central diera por roto el diálogo con el secesionismo, el jefe del Ejecutivo catalán ha insistido en la vía más radical para presionar a Pedro Sánchez. Torra ha señalado que aún queda partido de aquí al miércoles en relación a la tramitación de los Presupuestos y ha instado a seguir negociando, pero ha vuelto a poner condiciones de máximos que hacen casi imposible el acuerdo. Para que Esquerra y el PDeCAT no tumben las Cuentas del Gobierno este miércoles, Torra ha exigido al presidente del Gobierno que designe un relator, se avenga a hablar de autodeterminación y «ponga fin a la represión», que en la terminología independentista quiere decir dar instrucciones a la Fiscalía para que rebaje las peticiones de penas a los líderes del 'procés' que mañana se sientan en el banquillo en el juicio en el Tribunal Supremo. «No tramitaremos los Presupuestos si no se nos presenta el ejercicio del derecho a la autodeterminación», ha reiterado

«Nosotros seguimos sentados en la mesa», ha señalado el president catalán en Catalunya Ràdio. «Sánchez tiene que decidir», ha añadido. «Ante el fracaso de la ultra derecha» en la manifestación de ayer en Madrid, el dirigente nacionalista ha reclamado «valor» al presidente del Gobierno y que «rompa» con la presión que le ejercen la derecha y los barones de su partido. «Que escuche el clamor de la libertad», le ha emplazado. Y ha recordado que Miquel Iceta defendía el referéndum en 2012. «Estamos dispuestos a acordar un referéndum», pero no a «resignarnos» a que «España nos diga siempre que no», ha rematado. Torra ha asegurado que no ha hablado con Pedro Sánchez después de la crisis en torno al relator.

De cara al juicio que arranca mañana, Torra sigue dando pistas de cómo será la respuesta que está negociando con el resto de fuerzas soberanistas en caso de sentencias severas. Hace una semana, dijo que la respuesta sería en clave de autodeterminación. Esta mañana ha ido aún más lejos. Su objetivo es hacer efectiva la república, así lo dejó fijado en su debate de investidura, por lo que su apuesta tras los fallos judiciales es activar la declaración unilateral de independencia aprobada por la Cámara catalana el pasado 27 de octubre y por la que los líderes del 'procés' se sientan mañana en el banquillo. «Es que yo me he manifestado con una pancarta que llama a hacer la república. Tengo este mandato», ha afirmado. Por tanto, «no nos hemos apartado nunca de este discurso», ha dicho; se trata, ha insistido, de «seguir la misma estela» que el anterior Govern de Puigdemont. La respuesta, en consecuencia, irá en la línea de activar la DUI a través de la «desobediencia civil». Lo que sí ha descartado es adelantar elecciones. «Yo nunca me he planteado nuevas elecciones. Siempre he dicho que necesitamos una respuesta democrática sobre el derecho de autodeterminación», ha mantenido.

«Si las sentencias son condenatorias, la justicia tendrá un problema», ha advertido. Y ha lanzado un aviso al Gobierno: «Espero que se me garantice la seguridad igual que la garantizamos nosotros cuando se hizo el Consejo de Ministros en Barcelona» , ha concluido.

Más información