El temporal remite pero 15 provincias continúan en alerta por fuertes nevadas

En Fonsagrada, Lugo, los coches parecen bolas de nieve gigantes y las carreteras pistas de hielo. Aquí los colegios siguen rodeados de nieve y cerrados. Casi 700 niños siguen sin poder ir a clase en Galicia, muchos por el hielo en las carreteras, como la de Dozón, hielo bajo la nieve que provoca accidentes también en Asturias. Las temperaturas mantienen una nieve que obliga a los animales a abrirse paso como pueden y a los humanos a emplear todos los vehículos posibles para sobrellevar la nevada. En Matamorosa, Cantabria, la nieve pesa en los tejados, divierte a los niños y sorprende con enormes carámbanos. Casi todo el norte está en alerta por nevadas y temperaturas que congelan las fuentes y dejan las aceras impracticables.-Redacción-