Sánchez no «se cierra» a volver a pactar con el independentismo tras las elecciones del 28-A

Pedro Sánchez durante su entrevista./TVE
Pedro Sánchez durante su entrevista. / TVE

El jefe del Ejecutivo señala que tampoco descarta hablar con Ciudadanos, Podemos o el PP «en múltiples cuestiones» porque lo que necesita el país es «unirse en torno a los grandes proyectos»

AGENCIAS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha rehusado este lunes por la noche especular sobre pactos postelectorales tras las generales porque lo importante, ha afirmado, no es decir con quién se va pactar, sino demostrar a los españoles que se cuenta con un proyecto, y ha advertido de que no se cierra a hablar con nadie.

En una entrevista en TVE, Sánchez ha considerado que el 28 de abril «debería servir para unir a los españoles» y ha insistido en la necesidad de que los partidos sean capaces de hablar entre ellos.

Por eso, a la pregunta de si no se cierra a pactar con el independentismo del mismo modo que recibió su apoyo en la moción de censura, el jefe del Ejecutivo ha señalado que tampoco se cierra a hablar con Ciudadanos, Podemos o el PP «en múltiples cuestiones» porque lo que necesita el país es «unirse en torno a los grandes proyectos».

Presupuestos

El presidente del Gobierno ha prometido también que la primera medida que tomará si es reelegido será la aprobación de unos «presupuestos sociales» y también acometer la «gran transformación» que necesita el sistema educativo.

Una transformación que según ha subrayado tiene que afectar a todo el sistema, desde la educación infantil hasta la universitaria o la formación profesional y continua.

Sánchez también ha reconocido que no ha podido derogar la reforma laboral del Gobierno del PP aunque sí se ha trabajado en algunos de sus aspectos lesivos.

Pero su compromiso si permanece en La Moncloa es el de aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores y abordar un paquete de medidas en el que estaría también la reforma laboral.

En cualquier caso ha advertido de que para poder hacerlo no necesita los 84 diputados que tiene ahora su partido, el PSOE, sino «muchos más», y eso es lo que tiene que explicar estos meses, lo que no se ha podido hacer por no contar con mayorías suficientes o por el «obstruccionismo» de PP y Ciudadanos.

Más información: