Roma, un año de vida gracias a un trasplante hepático

Roma tenía solo 8 meses cuando recibió el trasplante hepático, la única posibilidad de defenderse del deterioro que tenía su hígado por una rara enfermedad genética. También otra niña de 13 años, Naroa, fue receptora de un fragmento de hígado. Ambas tuvieron el mismo donante, y en el hospital Valld'Hebron de Barcelona hicieron posible el doble trasplante. Roma es una de las más de 5.000 personas que recibieron en 2018 una segunda oportunidad gracias a un trasplante y a uno de los más de 2.000 donantes. Hoy vive como cualquier otra niña o niño de su edad.-Redacción-