Mas rechaza anticipar elecciones tras la sentencia para no poner «en riesgo» la mayoría independentista

Artur Mas./Afp
Artur Mas. / Afp

El expresidente de la Generalitat pide en la Moncloa un gobierno que no pretenda «hundir» al Govern

AGENCIAS

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha asegurado este domingo que no es partidario de que la reacción a la sentencia del TS por el juicio del 1-0 pase «por la solución fácil de convocar unas elecciones inmediatamente, poniendo en riesgo la mayoría en el Parlament».

«Si hay una sentencia condenatoria, sea dura o no tan dura, por delitos que no existieron, la reacción de la ciudadanía tiene que ser contundente, absolutamente pacífica, pero contundente», ha afirmado en una entrevista en el diario Ara.

Esa reacción debe ser un mensaje que hay que difundir «en todo el mundo», ha defendido, aunque también ha señalado que con el tiempo se ha dado cuenta de que los Estados de la Unión Europea no se mueven del todo por la causa, en sus palabras.

En ese sentido, Mas ha dicho que en los últimos años ha aprendido varias lecciones, entre ellas que «en un Estado como España, miembro de una Unión Europea, un tema político como el que plantea el soberanismo catalán puede ser tratado simplemente con un esquema de represión pura y dura».

Pedro Sánchez

Sobre la posibilidad de que JxCat apoye la investidura de presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha dicho: «Tenemos que procurar que en Madrid haya un tipo de gobierno y de mayoría parlamentaria que no nos pretenda hundir cada día en la miseria, y eso es lo que harían Vox, Cs y PP».

Aun así, ha dicho que, si Cataluña fuera independiente, sería partidario de «desentenderse de lo que pasa en la política española», y ha añadido que no cree que Sánchez sea la solución para el conflicto catalán, en sus palabras.

«Pero como mínimo se puede hablar con él de alguna cosa y, sobre todo, podemos protegernos a nosotros», ha matizado.

Mas ha admitido que plantear la independencia de Cataluña en 18 meses fue un error en el que cayó, según él, por no tener las mayorías que necesitaba para llevar a cabo su proyecto y porque se les «presionó mucho en esa época» para ir deprisa.

Govern y JxCat

También ha expresado su parecer sobre el actual Govern de la Generalitat: «Sigo un poco la acción de las consellerias y veo que están haciendo cosas. También es cierto que a menudo son desconocidas o no sobresalen», ha dicho, aunque ha señalado que, a su juicio, no se habla suficiente del futuro de Cataluña.

Ha celebrado que ERC haya realizado lo que considera un giro hacia «posiciones más ajustadas a la realidad», algo que ha ligado a las victorias electorales de los republicanos este año.

«Pero JxCat también ha tenido éxitos electorales», ha destacado, y ha apostado por abordar la recomposición del partido con el objetivo de recuperar el voto de personas que se sienten políticamente huérfanas, en sus palabras.

Puigdemont al frente de JxCat

Preguntando por si debe ser el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont quien lidere ese espacio, ha considerado que sí, pese a las limitaciones que supone que se encuentre «a 1.300 kilómetros de distancia».

No ha descartado, sin embargo, llegar a ser candidato a la Presidencia de la Generalitat en un futuro: «Si dentro de unos meses usted me vuelve a hacer la pregunta, entonces no sé en ese momento qué le puedo contestar», ha dicho, después de responder que, hoy por hoy, no aspira a convertirse en presidente.