Reanudan la búsqueda del guardia civil que desapareció al rescatar a una pareja en un arroyo en Sevilla

Reanudan la búsqueda del guardia civil que desapareció al rescatar a una pareja en un arroyo en Sevilla

La corriente arrastró ayer al cabo malagueño Diego Díaz y un dispositivo compuesto por 200 personas trató durante todo el día de localizarlo

JUAN SOTO / AGENCIAS Málaga

Un amplio dispositivo coordinado por la Guardia Civil ha reanudado a primera hora de la mañana de este lunes la búsqueda del cabo primero desaparecido cuando participaba en el rescate de personas atrapadas en el arroyo Galapagar de Guillena (Sevilla). Según ha informado el Servicio de Emergencias 112 Andalucía, con las primeras luces del día se han habilitado cuatro grupos de rastreo y repartido el material para proseguir las labores de búsqueda a fin de dar con el paradero del citado agente.

Un dispositivo compuesto por 200 personas trató durante todo el día de ayer de localizar sin éxito al guardia civil Diego Díaz. El cabo, natural de Antequera (Málaga) y que llevaba al menos 12 años destinado en el municipio, desapareció en un tramo situado entre las localidades de Guillena y Burguillos, muy cerca del cementerio del municipio. Al parecer, el agente no pudo salir después de auxiliar a los implicados en el accidente.

Desde que se conoció la noticia –el sábado por la noche– bomberos, agentes de la Guardia Civil de la zona y otros que no estaban de servicio, voluntarios de Protección Civil y Policía Local buscaron al desaparecido en la corriente. A ellos se les sumaron dos equipos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil y hasta unidades aéreas. La búsqueda se suspendió a las 2 de la mañana y continuó a las 7 horas. Al cierre de esta edición aún no lo habían localizado.

El alcalde del municipio, Lorenzo Medina, explicó que se trata de un agente que lleva unos doce años en el pueblo y que por ello «es muy conocido y querido por los vecinos». Al parecer, el cabo vivía solo en el municipio y se desvivía por su trabajo. Hasta el puesto de mando avanzado instalado en la entrada del pueblo se desplazaron varios familiares para seguir de cerca las labores de búsqueda.

A Guillena acudieron también el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. El primero detalló que «el cabo de la Guardia Civil perdió pie al ir a rescatar a una persona y desapareció en el cauce del río». En esta misma línea, avanzó que «a medida que vaya bajando el nivel del agua será más fácil buscar», ya que el fondo del arroyo está lleno de lodo y no hay visibilidad.