Así queda el mapa del nuevo poder local

Madrid ha sido el mejor regalo para un PP que pierde poder municipal, pero que al menos recupera la joya de la corona. Los populares pasan de ostentar 21 capitales de provincia  a 13. Y en numerosos ayuntamientos gobernarán merced a pactos, aparte de con Ciudadanos, con Vox. Es el caso de la capital, aunque en principio allí el partido ultra no aparece en el reparto de concejalías. En el nuevo mapa del reparto del poder, el PSOE gana presencia: se ha hecho con 20 capitales provinciales, obteniendo alcaldías sobre todo en las dos Castillas y la Comunidad Valenciana.Si ampliamos la comparativa incluyendo municipios de más de 100.000 habitantes, el saldo es aún más positivo para los socialistas: 42 alcaldes frentes a 16 de los populares. Ciudadanos obtiene siete alcaldías, algunas en alternancia. Cuatro, además, gracias al apoyo socialistas, a pesar de que a priori el PP era su socio prioritario. En Cataluña, el independentismo se consuela el no haber logrado Barcelona con las otras tres capitales de provincia, mientras que en el País Vasco, pocos cambios. El PNV afianza su poder con el apoyo del PSOE, repitiendo en las tres capitales.