El lío de los presupuestos y el atajo legal de las enmiendas.

Objetivo: Aprobar los presupuestos para poder continuar con la legislatura.  Tienen mayoría.  El Problema; que El Senado, controlado por el PP, tiene capacidad de veto definitivo en este tema: El de la senda de déficit; Así lo recoge la Ley de Estabilidad Presupuestaria.El objetivo por tanto cambia. Ahora pasa a ser: Evitar el bloqueo del Senado. ¿Cómo? La única vía... Esta: Una proposición de Ley para modificar la ley orgánica.Nuevo problema: La llave otra vez en manos de PP y C´s, que controlan la mesa del Congreso y prometen eternizar el trámite. Según se apaga un fuego se enciende otro, el gobierno no tiene salida. Es entonces cuando recurre a su único atajo; la argucia legal de la enmienda para cambiar una ley a través de otra.Pero debe hacerlo sin margen de reacción.  Así presentan una enmienda in extremis, cuando quedan pocos minutos para las ocho de la tarde y acabe el plazo.Lo hace además con la reforma de la Ley de Violencia de Género, sabiendo que la lleva la comisión de Justicia, que ellos presiden.El Senado no podrá frenar esta reforma.  Su voto en contra, aquí, no es decisivo.  Con el veto derogado, Sánchez, recupera la posibilidad de aprobar en el Congreso las cuentas del año que viene, y seguir en la Moncloa.