Posesiva, cruel y celosa patológica

Ana Julia Quezada, la primera mujer que se enfrenta a prisión permanente revisable.Había llegado a Almería apenas un año antes y aún no concocía al  pequeño. Ella llegó con su anterior pareja, desde Burgos. Al poco tiempo rompieron y Ana Julia comenzó una relación con el padre de Gabriel. Para los agentes que participaron en la investigación, Ana Julia se convirtió en sospechosa desde el principio y la dejaron participar en el operativo de búsqueda, hasta que acorralada, fue detenida con el cuerpo sin vida de Gabriel en su coche.La conducta de Ana Julia, es a ojos expertos la de alguien posesivo, con celos patológicos, que actúa con crueldad contra quien se interpone en su camino.Sobre Quezada pesan otras sospechas, como la nunca aclarada muerte de su primera hija, una niña que cayó por la ventana de un séptimo piso en Burgos, cuando Ana Julia vivía allí con su pareja con la que tuvo otra hija, hoy mayor y que también declarará en el juicio.