Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos preparan una respuesta coordinada a las protestas por la sentencia del 'procés'

La portavoz del Govern de la Generelitat, Meritxell Budó, en rueda de prensa tras el Consell Executiu, en Barcelona./EP
La portavoz del Govern de la Generelitat, Meritxell Budó, en rueda de prensa tras el Consell Executiu, en Barcelona. / EP

El Govern avisa al Gobierno de que no hace falta que envíe más policías a Cataluña

CRISTIAN REINOBarcelona

Los cuerpos de seguridad se preparan para las movilizaciones que se anuncian en Cataluña como respuesta a la sentencia del Supremo contra los líderes del 'procés'. Mandos de los Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil han mantenido esta mañana una reunión en Barcelona para coordinar el dispositivo policial en unas jornadas que se prevén movidas, ya que las plataformas secesionistas tiene por objetivo paralizar Cataluña durante tres días a través de manifestaciones, concentraciones y ocupación de infraestructuras. Además de los responsables policiales, han acudido al encuentro en la comisaría de les Corts de la capital catalana responsables del Ministerio del Interior y de la Consejería catalana de Interior.

La reunión se ha celebrado el mismo día que se ha conocido que el Ministerio del Interior ha iniciado el traslado de policías para reforzar la presencia policial y proteger los edificios públicos del Estado en Cataluña durante las movilizaciones contra la sentencia. A este respecto, la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha asegurado que los Mossos tienen la competencia en seguridad en Cataluña y ha advertido al Gobierno central de que «no hace falta» que envíe más policías. La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha apuntado por su parte, que la coordinación entre los diferentes cuerpos policiales funciona bien y que hay voluntad de entendimiento.

El consejero del Interior, Miquel Buch, mientras, en un acto de presentación de los nuevos agentes que se incorporan al cuerpo autonómico, ha expresado esta mañana su apoyo cerrado a los Mossos y ha garantizado que cumplirán la ley «al pie de la letra». Buch trata de marcar distancias respecto a la imagen de una cierta tibieza que tenía el cuerpo durante el 1-O de 2017. «Protegerán el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizarán la seguridad ciudadana de acuerdo al ordenamiento jurídico», ha expresado sobre su actuación en las movilizaciones tras la sentencia. Buch ha instado al cuerpo a estar listo para cualquier escenario.

Más información