Patricia agradece el enorme cariño que está recibiendo durante el juicio por el crimen de su hijo Gabriel

El juicio puede ser su sostén,  pero un sostén peligroso porque no deja de ser una experiencia que reactiva la memoria.  Ambos han declarado sin el ruido de los flashes. Patricia, sin biombo, miró directamente a Ana Julia y le dijo lo que pensaba. Ángel declaró tras un biombo. Se pudo ver a Patricia acompañada de un psicólogo entrando en el Palacio de Justicia de Almería, agradecida por el cariño recibido y el trato respetuoso. Una madre a la que tomaron declaración desde el suelo y que hoy se levanta con fuerza para pedir justicia. -Redacción-