Organizaciones de consumidores y policía alertan ante los fraudes de las reservas de vacaciones on line

Cada vez es más habitual reservar nuestras vacaciones a través de Internet, una práctica cómoda pero con la que hay que tener mucha precaución para no ser estafados. La mala redacción del anuncio o la imposibilidad de ponernos en contacto teléfonico con el dueño pueden ser señales de que algo no va bien.