Una oleada de incendios quema ya más de 80 hectáreas en Porto do Son

Vecinos desesperados defienden sus casas cubo en mano en esta pequeña aldea de Porto do Son que se está llevando la peor parte de este incendio. Porque las casas están en riesgo y todas las manos son pocas para frenar un fuego completamente fuera de control. Vecinos mirando al cielo buscando un milagro...mientras otros ya lo dan todo por perdido.  Un fuego que se inició  antes de la amanecer por eso aquí nadie cuestiona que este incendio ha sido, de nuevo, provocado. Un fuego alimentado por el potente viento del nordeste y la falta de humedad. De nuevo un infierno que llega a Galicia en Septiembre tras un verano sin apenas llamas.