Un matrimonio detenido en Beniganim, Valencia, por explotación sexual

Le prometieron una vida mejor si se venía con ellos. Un trabajo digno y con buenas condiciones económicas. Pero al llegar de Rumania a España, nada tenía que ver con eso, le obligaban a tener relaciones sexuales desde las 10.00 hasta las 20.00h de la tarde. Le llevaban a una carretera de Xátiva que lleva a Benigánim, en Valencia, y allí, sentada en una silla esperaba a que los coches pararan.La pareja detenida, también de nacionalidad rumana, recogía los beneficios después de cada servicio de la víctima. Cuando ella se negaba a seguir o le veían que hablaba con otras personas, la vejaban, la humillaban e incluso el detenido la violó dejándola embarazada y obligándole a abortar para cumplir con su tarea impuesta. Los vecinos del pueblo dicen que habían escuchado que se dedicaban a la prostitución y que incluso el detenido, prostituía a su mujer.El mismo caso ha sucedido en Murcia, en el prostíbulo que regentaba una pareja, había unas normas muy estrictas que las mujeres que estaban explotadas, tenían que cumplir. Hay dos detenidos por explotación sexual y venta de drogas.