Lastra llama a no confiarse y agita el miedo a la derecha: «Tenemos al fascismo a las puertas del Congreso»

La vicesecretaria general del Partido Socialista, Adriana Lastra. / EP

La número dos del PSOE recuerda lo ocurrido en Andalucía ante los datos de lo sondeos

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El PSOE empieza a ser víctima de un temor: que los buenos datos que arrojan las encuestas para Pedro Sánchez lleven al electorado progresista a bajar la guardia. La número dos del partido, Adriana Lastra, ha advertido este lunes de que será necesaria una movilización masiva para impedir que PP, Ciudadanos y Vox sumen los votos suficientes para formar Gobierno y ha alertado: «Tenemos al fascismo a las puertas del Congreso».

Los distintos sondeos publicados hoy y a lo largo de este fin de semana -incluido el realizado por GAD3 para este periódico- otorgan a los socialistas una ventaja holgada respecto a su competidor inmediato, el PP, y les sitúan como principal opción de Gobierno. Ninguno contempla la posibilidad de que las tres fuerzas de la derecha alcancen la mayoría absoluta necesaria para desalojar a Sánchez de la Moncloa, pero tampoco dibujan un panorama cómodo para el PSOE.

Entre los escenarios que se abren está el de una reedición de la entente que hizo triunfar la moción de censura contra Mariano Rajoy en 2018, y en la que jugaron un papel clave los independentistas, pero también un pacto con Ciudadanos (que según unas encuestas bastaría para que Sánchez conservara el Ejecutivo y, según otras, no). El secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, confesó este domingo en una entrevista en 'El Español' que esa segunda opción, la del acuerdo con el partido de Rivera, sería su favorita. Sin embargo, Lastra ha evitado hoy corroborarlo.

La sinceridad de Ábalos puede despertar las reticencias tanto de una parte de los votantes de Podemos que ahora sopesan dar su poyo al PSOE como de aquellos soberanistas catalanes que no comparten la estrategia de confrontación de las fuerzas independentistas y estarían dispuestos a conceder una oportunidad a Sánchez. La dirección socialista lo sabe, de ahí que la vicesecretaria general haya rechazado avalar hasta en siete ocasiones, durante una rueda de prensa hoy en Ferraz, su testimonio.

El pacto centrista tendría que superar una dificultad objetiva, que es el compromiso de la ejecutiva de Ciudadanos a no pactar con el PSOE tras las generales. Pero no es a eso a lo que se ha referido Lastra. La dirigente socialista ha hecho, en cambio, hincapié en un mensaje que ya lanzó este sábado Pedro Sánchez, según el cual, su objetivo sería poder seguir gobernando en solitario con acuerdos concretos y variables. «Nosotros vamos a poner sobre la mesa nuestro programa electoral para que lo 350 diputados decidan», dijo una y otra vez para evitar mojarse.

El único veto de los socialistas sería, conforme a este discurso, a Vox. En todo caso, Lastra ha ido insistente en una idea: «Si las derechas suman -ha reiterado una y otra vez- gobiernan».

Más información