Ana Julia se autoproclamó portavoz de la familia para controlar la investigación

En los primeros días Ana Julia no le dejaba hablar por teléfono al padre de Gabriel. Insistía en que estaba mal y era ella quien hablaba con los guardias. Se anticipaba a las investigaciones. Cuando Ana Julia supo que se centraban en el entorno familiar cometió el primer error; poner la camiseta de Gabriel en el monte. La madre, patricia sospechó de ella. También cuando se enfadó porque no se subía el rescate. Perdió los teléfonos y empezó a cometer más errores hasta que acorralada fue a desenterrar a Gabriel. La seguían. Esperaba que diera eses paso.