La juez envía a prisión por homicidio y maltrato al marido de Romina Celeste

Raúl Díaz sigue negando haber matado a Romina, pero admite que intentó hacer desparecer el cuerpo en la  parrilla de su casa. Podría haber utilizado también sosa caustica porque han encontrado restos en el registro de la vivienda que él limpio a fondo. Los vecinos han sido claves para saber cuándo comenzó a quemar el cuerpo. Pasó dos días intentándolo y luego desperdigó los restos en bolsas por el mar, donde se sigue buscando.  Cuando ya tuvo todo listo puso la denuncia por desaparición. Romina no llegó a denunciarle por malos tratos tres días antes de morir cuando fue al hospital malherida por una paliza. A expensas de que concluyan las pesquisas policiales, la juez ha decidido mandarle a prisión, acusado de homicidio y maltrato -Redacción-