El independentismo catalán ahonda en la teoría conspirativa en el aniversario del doble atentado

Colau, acompañada por Torra y de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. / Foto: Efe | Vídeo: EP

La conmemoración de los ataques yihadistas en los que fallecieron 16 personas llega con las víctimas divididas

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Barcelona conmemora este sábado el segundo aniversario del atentado que dejó 16 muertos y 140 heridos en la capital catalana y en Cambrils, con la investigación sobre el doble atentado en su recta final y con las asociaciones de víctimas divididas, participando por separado en distintos homenajes, en los que no habrá discursos políticos. Víctimas y familiares han hecho entender a las administraciones su deseo de que los actos sean especialmente discretos y austeros y con el protagonismo para los afectados, dejando de lado la teoría conspirativa lanzada por los independentistas de que el 17-A fue organizado por el CNI para frenar el 'procés'.

La Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot) se ha desmarcado de las celebraciones oficiales y ha convocado un acto paralelo en Las Ramblas, donde la furgoneta conducida por uno de los terroristas arrolló hace dos años a un centenar de personas a su paso. La organización acusa al Ayuntamiento de Ada Colau de haber convertido la jornada en un acontecimiento «político» al que las víctimas acuden «manipuladas». En el acto, en el que se ha realizado una ofrenda floral y se ha leído un breve manifiesto, han participado el exdelegado del Gobierno, Enric Millo, concejales del PP, Ciudadanos y VOX, y mandos policiales.

Colau pide repensar el protocolo de víctimas

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido este sábado a las instituciones competentes repensar el protocolo de víctimas del terrorismo: «No ha habido una respuesta suficientemente cuidada».

En declaraciones a Rac1, la alcaldesa ha subrayado la «excelente» respuesta inicial mantenida, y ha lamentado que tiempo después se hayan dado carencias. Con el objetivo de que «mejore» en un eventual caso posterior, Colau se ha referido a la atención a víctimas, heridos y afectados psicológicos por los atentados.

También ha pedido una comisión de investigación en el Congreso sobre los atentados, como ya pidió el pleno del Ayuntamiento de Barcelona en una sesión extraordinaria el pasado 5 de agosto.

«No debemos olvidarnos de todos aquellos que justifican los atentados y tampoco es de recibo echar las culpas a unos y otros porque los únicos culpables son los terroristas», ha indicado el presidente de la Acvot, José Vargas, en la lectura de un manifiesto antes de la ofrenda floral. «No queremos estar condenados a la indefensión. Reclamamos memoria, dignidad y justicia que bien merecida la tienen (las víctimas). Los ciudadanos no olvidamos ni olvidaremos», ha agregado Vargas, que ha denunciado que el terrorismo «es inmune» y se «sustenta y nutre» de «los silencios mayoritarios».

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, acompañada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra,c., y de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, d., el presidente del Senado, Manuel Cruz, 3ºiz., el presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent,iz., y el ministro en funciones de Interior, Fernando Grande Marlaska,2ºizq.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, acompañada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra,c., y de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, d., el presidente del Senado, Manuel Cruz, 3ºiz., el presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent,iz., y el ministro en funciones de Interior, Fernando Grande Marlaska,2ºizq. / Efe

Una hora y media antes, a las diez de la mañana, el Consistorio y la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por Terrorismo (Uavat) han celebrado el homenaje institucional que ha consistido en una ofrenda floral en el mosaico de Joan Miró, el punto donde se detuvo la furgoneta en Las Ramblas, seguido de un minuto de silencio. No ha habido palabras y se ha recordado a las víctimas con 'El cant dels ocells', de Pau Casals. Al acto han asistido, además de Colau y la corporación municipal, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el presidente de la Generalitat, Quim Torra o el del Parlament, Roger Torrent. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que había anunciado su presencia al acto, finalmente no ha podido acudir por problemas de salud. Tampoco ha estado, como estaba previsto, el presidente de Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que permanece en la residencia oficial del Coto de Doñana. Desde allí ha enviado su «recuerdo y solidaridad» a las víctimas y sus familiares de los atentados y ha asegurado que desde el Ejecutivo seguirán «firmes» en la lucha contra el terrorismo «defendiendo la democracia».

En un acto breve, sobrio y emotivo, las autoridades y familiares de los fallecidos y heridos -algunas de ellas muy emocionadas y con camisetas con lemas como «exigimos la verdad» y «tenemos derecho a la verdad»- han depositado claveles blancos frente al monumento a las víctimas. Entre los asistentes había un grupo que llevaba una pancarta con el lema «El Islám condena tajantemente el asesinato de personas inocentes».

Torra ha mantenido, tras el acto, una reunión «discreta» con los familiares de las víctimas en el Palau de la Generalitat. A la recepción, también han acudido la consellera de Presidencia y portavoz, Meritxell Budó; el conseller de Interior, Miquel Buch, y la consellera de Justicia, Ester Capella. Al día siguiente el mandatario autonómico hará una ofrenda floral en el paseo marítimo de Cambrils, escenario del segundo atentado yihadista.

Además, los autodenominados 'Comités de Defensa de la República' han convocado una concentración silenciosa a las 12.00 horas frente a la Sagrada Familia para exigir que se aclare «qué se esconde» detrás de los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto de 2017.

«Oscurantismo»

En la agenda del presidente catalán también está previsto visitar estos días al que fue consejero de Interior durante los atentados, Joaquim Forn, encarcelado en la prisión de Lledoners por impulsar el referéndum ilegal del 1 de octubre. El año pasado, coincidiendo con el primer aniversario del 17-A, Torra participó en el homenaje organizado por la ANC y Òmnium ante la cárcel barcelonesa, donde también se rindió tributo al exjefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, también procesado por el 1-0 y pendiente de juicio.

Forn acusó este viernes al Ejecutivo socialista de «oscurantismo» por negarse a explicar la presunta conexión entre el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, considerado el cerebro de los atentados, y el CNI. En una entrevista en el diario 'Ara' el exconsejero de Carles Puigdemont urgió al Gobierno a abrir una investigación porque, a su juicio, «son datos importantes y bien fundamentados» que no se pueden quedar en el cajón. «Requieren una respuesta urgente de los servicios de inteligencia», aseveró.

Puigdemont reclama esclarecer los «puntos oscuros» de los atentados

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha reclamado este sábado esclarecer los «puntos oscuros» de los atentados, y ha recordado a las víctimas y el personal de seguridad y sanitario que ayudó tras la tragedia.

En un hilo de Twitter, Puigdemont asegura que quedan deberes pendientes, y pide «dedicar los mismos esfuerzos que se destinan a tapar las evidencias de una investigación periodística a permitir que se abra una comisión parlamentaria en que se hable sin secretos de estado ni materia reservada». A su juicio, el recuerdo de las víctimas es un deber ético, como también el esclarecimiento de todas las circunstancias que concurrieron: «Investigar en sede parlamentaria es una exigencia insoslayable».