El Gobierno autoriza el mayor contrato de Defensa de la próxima década por 2.083 millones

El vehículo VCR 8x8 que fabricará la estadounidense Santa Bárbara Sistemas en Sevilla, Asturias, Madrid y Guipúzcoa. /R. C.
El vehículo VCR 8x8 que fabricará la estadounidense Santa Bárbara Sistemas en Sevilla, Asturias, Madrid y Guipúzcoa. / R. C.

La empresa Santa Bárbara construirá en cuatro fábricas españolas 348 vehículos blindados VCR 8x8 para el Ejército de Tierra, que generará unos 1.650 empleos

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El Gobierno ha autorizado en Consejo de Ministros la ejecución del mayor contrato de la industria de Defensa de la próxima década, que estaba paralizado desde 2010 por la crisis económica. Se trata de la construcción de 348 vehículos de combate sobre ruedas VCR 8x8, cuyo cometido será sustituir a los vetustos BMR, los blindados actuales de la dotación del Ejército de Tierra con 40 años de vida.

El contrato está regulado en la Ley 24/2011 del sector público en el ámbito de defensa, se considera estratégico para la seguridad nacional y su valor asciende a 2.083 millones de euros, que se pagará en anualidades desde este año hasta 2030.

La empresa encargada de construir el nuevo modelo será Santa Bárbara Sistemas, perteneciente a la estadounidense General Dynamics desde 2001, después de que fuera privatizada por el ejecutivo de José María Aznar por cinco millones de euros tras rechazar una oferta alemana. La firma norteamericana va en UTE con Indra y SAPA. Otros consorcios como Trium-DRS, formado por las españolas Escribano e Indra y la filial nacional de la italiana Leonardo, han propuesto fabricar por ejemplo una estación de combate para el 8x8, pero no la plataforma.

El volumen de las cifras del contrato hablan por sí solas. Generará 1.650 puestos de trabajo, 650 de ellos directos; se beneficiarán las fábricas de Alcalá de Guadaira (Sevilla), Trubia, (Asturias), Aranjuez (Madrid) y Andoain (Guipúzcoa), poblaciones en las que tienen plantas de producción de Santa Bárbara.

Según el Gobierno, esta diversidad geográfica garantiza que el desarrollo del programa va a potenciar la base industrial nacional, «obteniendo un producto con sello español que puede exportarse al mercado internacional».

El contrato cubre, además, la fabricación del primer tramo de producción de 348 vehículos en sus 13 configuraciones diferentes, incluyendo los respectivos componentes del sistema de misión (armamento, nivel de protección, sensores, comunicaciones y sistemas de mando y control), así como los productos del apoyo logístico.

Ampliación del gasto

Los VCR 8x8 sustituirán así a toda la flota de vehículos que actualmente utilizan los militares de Tierra. En su mayoría son los BMR, pero también serán sustituidos los VEC, Lince, RG-31, TOA M-113 y los VCZ «por un único modelo de vehículo basado en una arquitectura abierta y modular», según Defensa.

El contrato conocido este viernes entra dentro del Plan de Renovación de Material de las Fuerzas Armadas de 2007. La crisis aplazó su tramitación, pero en julio de 2015 se retomó el programa y se autorizó la celebración del contrato para los programas tecnológicos asociados a los futuros vehículos, siendo éste el antecedente del acuerdo autorizado este viernes.

La ejecución de la partida de más de 2.000 millones se ampara en el acuerdo del Consejo de Ministros de diciembre de 2018, en el que se acordó modificar los límites establecidos en el artículo 47 de la Ley General Presupuestaría para adquirir compromisos de gasto, a fin de posibilitar al ministerio la reprogramación de las anualidades de los programas especiales derivadas de la adquisición de estos 348 blindados.

Además, el Consejo de Ministros acordó este viernes la adquisición de un sistema de entrenamiento integrado para la Academia General del Aire, con un valor estimado de 225 millones entre 2020 y 2022. El sistema consiste en 24 aviones, un entrenador de salida de emergencia en tierra, dos simuladores de cabina, dos simuladores de vuelo conectados en red o un sistema asistido por ordenador.