Fingen que están muertos para no servir el catering de un banquete de bodas

Fingen que están muertos para no servir el catering de un banquete de bodas

Los propios acusados comunicaron a los novios que el evento debía cancelarse tras cobrar 1.500 euros

La Audiencia de Madrid juzgará el próximo jueves 28 a un hombre y a su hijo por supuestamente fingir que habían fallecido para no servir un banquete de boda que ya habían cobrado, y estafar así a los familiares de los novios 1.500 euros.

La Fiscalía de Madrid solicita tanto para Jesús C. R, que tiene antecedentes penales por un delito de apropiación indebida en 2014, como para su hijo Yerai C. D., sin antecedentes, una pena de un año y ocho meses de prisión, además del deber de indemnizar a los afectados, al considerarles culpables de un delito de estafa.

Según relata el fiscal en su escrito de acusación, el 25 de julio padre e hijo concertaron con los familiares de los novios el servicio y cobraron a través de dos ingresos en la cuenta corriente de Yerai –en la que también aparecía como autorizado su padre– los 1.500 euros que costaba el banquete.

El fiscal considera que los acusados, dueños de la empresa 'Catering Módena', obraron en todo momento «a sabiendas de que no iban a realizar el servicio y se iban a apoderar del dinero».

Tanto es así que, cuando se acercó la fecha de la boda, prevista para el 5 de septiembre, los propios acusados comunicaron que el evento debía cancelarse porque tanto el dueño de la empresa, Jesús, como su hijo, Yerai, habían fallecido, lo que luego «resultó acreditado que era falso».

 

Fotos

Vídeos