Dos fallecidos al quedar atrapados en su coche por las lluvias en Caudete, Albacete

Arrastrado por la corriente el coche ha quedado a la deriva. Los bomberos llegan hasta él y, al abrir la puerta, encuentran el cuerpo de un hombre 61 años y su hermana de 51 que no han podido escapar de la riada en Caudete, Albacete. La aérea es única vía que hay para huir del desastre en algunas donde han tenido que rescatar en helicóptero a cuatro personas con el agua alcanzando el tejado de sus casas. A treinta kilómetros de este municipio el pantano de Almansa está desbordado por la tormenta. Cien litros por metro cuadrado en pocos minutos han hecho que el agua discurra de forma salvaje hasta asaltar la A31 y obligar a interrumpir el tráfico entre Almansa y Villena. En los últimos kilómetros transitables, esos en los que todavía se está a tiempo para dar la vuelta, hay más vehículos atrapados en la carretera. Y en las calles de Almansa deben caminar buscando a lo que aferrarse porque el agua es capaz de arrasar con lo que se interpone en su camino.