Un conductor juega con un cubo de colores mientras conduce

La imagen de un conductor sin coger el volante e intentando acabar de colocar los colores en un cubo de Rubick, es una de las infracciones que muestra  la Dirección General de Tráfico como ejemplo de la campaña especial contra las distracciones al volante que van a realizar desde hoy hasta el 22 de septiembre en todas las vías.Pero hay más: Ojear papeles, acariciar al perro en el asiento de delante, liarse un cigarrillo, y por supuesto utilizar el móvil, que es la más común de todas.Este tipo de acciones causaron  el 32% de accidentes con víctimas mortales el pasado año, murieron 446 personas en carretera.  Porque la falta de atención al volante multiplica por cuatro los riesgos, lo mismo que conducir bajo los efectos del alcohol.