Condenado a cuatro años de cárcel el exmiembro de Protección Civil acusado de provocar un incendio en Ribeira

Era 27 de agosto de 2013, comenzaba un incendio en Ribeira que trajo de cabeza a los bomberos durante varios día. Dos focos simultáneos cerca de zonas rurales obligaron a evacuar un polígono industrial y amenazaron a un hospital comarcal. El incendio, que calcinó cientos de vehículos, arrasó casi 200 hectáreas de terreno. Un fuego que fue provocado por Jesús Fernández, entonces voluntario de Protección Civil en la Ribeira, A Coruña. Hoy ha sido condenado a cuatro años de prisión y al pago de una indemnización de cerca de 165.000 euros. Los magistrados afirman que conocía el monte incendiado y sus condiciones, y aseguran que no fue una negligencia ni un despiste: el fuego fue totalmente intencionado.