La Catedral de Sevilla endurece las normas de vestimenta en pleno verano

La Catedral de Sevilla endurece las normas de vestimenta en pleno verano. Los turistas no podrán entrar en el templo en chanclas. Las temperaturas en la capital hispalense invitan a lucir una estética más propia de piscina que de misa. Sin embargo, la Institución recuerda que se debe guardar un mínimo de decoro. Las mujeres deberán tener los hombros cubiertos, no podrán llevar pantalones cortos, y los hombres no deberán lucir camisetas sin mangas. Gorras y sombreros también están prohibidos.-Redacción-