La ANC carga contra Quim Torra en vísperas de la sentencia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra. /Efe
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. / Efe

La Asamblea Nacional Catalana descarta una movilización indefinida tras el fallo judicial del Supremo contra los líderes del 'procés'

CRISTIAN REINOBarcelona

La presidenta de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), Elisenda Paluzie, cargó este jueves contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a escasos días de que se conozca la sentencia del Supremo contra los líderes del 'procés', lo que provocará movilizaciones por toda Cataluña. Paluzie, muy crítica con el Gobierno catalán al que considera poco comprometido con la rutura, considera que el jefe del Ejecutivo catalán no solo no está dando pasos hacia la independencia, sino que a su juicio está dando marcha atrás. Aunque Torra insiste en que su objetivo es hacer efectiva la República y asegura que el día que vea que no puede culminar el 'procés' se marchará a su casa, Paluzie aseguró ayer que no le ve «predispuesto» a llegar a la secesión. Eso sí, la Asamblea, principal motor movilizador durante los años del proceso soberanista, presionará para que tras la sentencia el presidente de la Generalitat cambie el rumbo ponga la secesión en el centro de su objetivo político.

El independentismo exhibe sus diferencias en vísperas de la sentencia. La ANC carga contra Torra, ERC aprieta al presidente de la Generalitat para que no tome decisiones unilaterales que puedan justificar un nuevo 155 y la ANC se desmarca de algunas de las acciones que anuncian los CDR, como bloquear carreteras o levantar peajes de las autopistas. La plataforma secesionista ha convocado protestas durante tres días, que coincidirán con la huelga general convocada por el sindicato CSC-Intersindical, pero en cambio el lobby independentista no ve útil que las protestas se conviertan en «permanentes» o indefinidas como mantienen los sectores más radicalizados. Paluzie advirtió ayer de que si una misma acción de protesta se intenta que «dure un mes», puede acabar «desgastada». Algunos sectores del secesionismo cargaron ayer además contra el consejero del Interior, Miquel Buch, tras las cargas de los Mossos en un desahucio en el Raval de Barcelona.

Más información