Agentes de la Guardia Civil irrumpen violentamente por error en la casa equivocada

Los agentes de Policía confundieron la escalera A por la B. Los vecinos buenos a los que destrozaron la puerta viven en el 16 B y el malo en el 16 A. Todo ocurrió a las 8:00 de la mañana. Los agentes irrumpieron en la casa de una familia con pocos recursos de Manises, Valencia. A la vecina hasta la esposa, pero cuando les identifican se dan cuenta del error. A continuación se fueron a por el traficante, que vivía en la puerta de al lado. Pese al escándalo no se enteró y fue detenido. Afortunadamente, los vecinos terminaron heridos leves pero con un gran susto en el cuerpo.-Redacción-