Torra: «Señor Rajoy, marque día y hora para reunirnos»

Torra y Puigdemont. / Reuters | Atlas

El presidente electo insiste en que tratará de investir a Puigdemont

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente electo de la Generalitat, Quim Torra, ha ofrecido hoy un diálogo «franco y abierto» al presidente del Gobierno para buscar una solución al «conflicto político catalán». Torra ha tendido la mano a Rajoy por carta y lo hecho también a través de una rueda de prensa ofrecida en Berlín, junto al expresidente Carles Puigdemont. «Señor Rajoy: marque día y hora», ha dicho. El nuevo jefe del Ejecutivo catalán, que tomará mañana posesión del cargo, ha afirmado que su primer objetivo como máximo dirigente catalán es iniciar un diálogo con el Gobierno central. Un diálogo «sin condiciones previas», según Torra. «Hablemos de todo», ha instado al presidente del Gobierno. «Creo que Juncker nos dijo algo parecido, que nos pongamos a hablar», ha añadido. Torra ha pedido a Rajoy que levante el 155 y paralice la intervención financiera de las cuentas de la Generalitat por parte del Ministerio de Hacienda.

Además de pedir a Rajoy que se siente a dialogar, el presidente electo y el expresidente reclamaron en Berlín, el corazón de la UE, a la Comisión Europea que se «implique» para buscar una solución al pleito catalán.

Torra ha insistido en que Puigdemont es el «presidente legítimo» de Cataluña y que no cejará hasta investirle como presidente de la Generalitat. «Queremos que acabe convergiendo la legitimidad de Puigdemont como presidente con su nombramiento en el Parlamento», ha afirmado. Además, ha ofrecido a los exconsejeros presos que se incorporen al Ejecutivo. «El principio de restitución es básico», ha señalado. Torra no solo se ha estrenado en el cargo visitando al exalcalde de Girona, sino que ha escenificado ante los medios europeos que el nuevo ejecutivo tendrá dos cabezas. «Las decisiones las tomará el presidente de la Generalitat», ha expresado no obstante Puigdemont.

Puigdemont apuntó días atrás, que la legislatura podría tener fecha de caducidad e incluso se atrevió a ponerle un límite en torno al mes de octubre. La tentación de convocar elecciones en pleno juicio contra los líderes secesionistas puede ser muy grande. Torra y Puigdemont, en cambio, han tratado hoy de disipar las especulaciones sobre un mandato corto. «Horizonte largo» y «ambición de agotar la legislatura», han expresado. Pero si el Gobierno mantiene la «represión y la persecución» habrá que «plantearse si se usa la prerrogativa de las elecciones», según Puigdemont.

Más información

 

Fotos

Vídeos