El PP evita defender a Granados: «Si las pruebas se ratifican, al trullo»

El vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto./
El vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto.

El partido da la espalda al exvicepresidente de la Comunidad de Madrid, implicado en el 'caso Púnica', tras reprochar la "cera" que le dan desde su formación "para ganar votos"

EFEcórdoba

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, ha manifestado que si se "corroboran" las pruebas contra el exvicepresidente de la Comunidad de Madrid Francisco Granados, implicado en el 'caso Púnica', éste debe ir al "trullo" y "devolver el dinero" presuntamente defraudado.

Durante su intervención en la mesa "El partido que queremos", dentro de la Convención Nacional de Nuevas Generaciones que se celebra en Córdoba, Maroto se ha referido a la intervención de Granados en la comisión de investigación sobre presunto espionaje en la Asamblea de Madrid en la que dijo que si fuera del PSOE le defenderían. Maroto ha mostrado su "asombro, por no decir otra cosa" por las declaraciones de Granados y ha asegurado que el PP no le defenderá, mientras que si se "corroboran" las pruebas contra él, debe ir "al trullo y devolver el dinero", ha reiterado.

Maroto ha reconocido que "puede que no haya uniformidad" dentro del PP a la hora de "decir las cosas", si bien ha asegurado con rotundidad que "hay unidad en combatir la corrupción". "Hay que ser contundentes en esto y hacer autocrítica, ya que la corrupción es el mayor de los lastres electorales que hemos tenido en los últimos años, y no reconocerlo es no entender las cosas, ni pisar las calles", ha enfatizado, para añadir que hay que "ser contundente" para "ganar la credibilidad", que es "lo más difícil", pero la credibilidad "es lo único que tiene valor en un político", es "lo más valioso y lo más frágil".

«Si fuera del PSOE me defenderían»

Las declaraciones de Moroto llegan tras la intervención de Granados en la comisión de investigación del caso de espionaje en el PP de Madrid, durante la que trató de "defender su inocencia" ante la "violación de derechos" que, a su juicio, está sufriendo al ser encarcelado por la trama Púnica. Granados lanzó algún reproche contra la "cera" que se le dedican algunos miembros de su partido, pensando que eso les va a dar "votos", según señalaba

El supuesto cabecilla de la trama Púnica aludió en varios ocasiones al PP como "su partido" -está suspendido de militancia- y mandó a sus excompañeros parlamentarios un mensaje de apoyo, aunque ha criticado la actitud que algunos miembros de la formación han mantenido hacia su persona. "Si estoy en esta situación es porque soy del PP. Si fuera del PSOE, mis compañeros me defenderían", apostillaba. La oposición, siguió Granados, se ha dedicado a "dar cera" contra él, "como es su obligación", mientras que del PP, "pensando en que eso les va a dar votos", le han dado "hasta más cera" que sus adversarios políticos.