Carral y Cambre rinden un emotivo homenaje a las víctimas

Varios vecinos del concello coruñés de Carral aplauden tras la lectura de una declaración institucional./
Varios vecinos del concello coruñés de Carral aplauden tras la lectura de una declaración institucional.

Medio millar de personas se han concentrado en un clamoroso silencio ante los Consistorios de ambos municipios, de donde eran los fallecidos, donde sus respectivos alcaldes han leído sendas declaraciones

EFEcarral / cambre

Las localidades coruñesas de Carral y Cambre han rendido este mediodía un emotivo homenaje a las seis víctimas mortales del trágico accidente ayer en el Rally de A Coruña, en el que otras dieciséis personas resultaron heridas.

Medio millar de personas se han concentrado en un clamoroso silencio ante los Consistorios de ambos municipios, de donde eran los fallecidos, donde sus respectivos alcaldes leyeron sendas declaraciones institucionales en su memoria, y en cuyo recuerdo se han decretado tres días de luto oficial.

Aunque las palabras "nunca serán suficientes para expresar el dolor" que sienten los cambreses por su pérdida, en este caso una mujer embarazada y su pareja, el Gobierno local ha querido mostrar su duelo, su profundo pesar, solidaridad y su apoyo a los familiares y amigos de las víctimas de este terrible siniestro, ha manifestado el alcalde, Óscar García.

También ha enviado sus condolencias a los heridos, a quienes desea una pronta recuperación, y su cariño en esta "difícil situación" en la que "los cambreses compartimos su dolor", ha dicho ante unos doscientos asistentes al acto.

El alcalde ha ofrecido la ayuda del Ayuntamiento para "lo que necesiten" los afectados porque "Cambre se va a volcar" con todos ellos con su "consuelo, compañía y afecto que merecen" después de esta "tragedia de incalculables dimensiones", ante la que ha agradecido la colaboración de las fuerzas de seguridad.

Los aplausos siguieron a los cinco minutos de silencio en memoria de las víctimas de Cambre, una villa que vive "en una desolación total y absoluta" este fatal suceso para el que "uno nunca está preparado", ha dicho García a los periodistas.

En Carral, la emoción ha obligado al alcalde, José Luis Fernández, a interrumpir la lectura de la declaración institucional en algún momento, en el que ha sido arropado por las alrededor de trescientas personas que han asistido a la concentración silenciosa.

Ha trasladado el pesar y condolencias a las familias de las víctimas mortales, una madre y su hija, y otro adulto, a quienes ha asegurado que la Corporación local estará a su lado "en todo lo que necesiten".

"Sabemos que estas palabras difícilmente podrán aliviar estas terribles pérdidas y nunca serán suficientes para expresar el profundo dolor que hoy sentimos todos", ha afirmado, por lo que desde este Consistorio se volcarán en "intentar proporcionarles el consuelo, afecto y solidaridad que merecen".

Carral ha suspendido sus fiestas porque está de luto "inmenso" tras el accidente, causado por el coche de un piloto de este pueblo que "está destrozado", ha aseverado el regidor, que compartió con los periodistas su "gran pesar y dolor".

Algunos miembros de la Corporación rompieron a llorar tras estas palabras, con la misma desolación que compartieron varios de los presentes en el acto, que no pudieron contener las lágrimas.

También el Ayuntamiento de La Coruña, de donde era otra de las víctimas mortales, ha decretado tres días de luto oficial y ha trasladado el pleno que preveía celebrar mañana al próximo 14 de septiembre.

Mañana celebrará un minuto de silencio al mediodía en María Pita, donde las banderas ondean a media asta, en recuerdo de los fallecidos en este accidente. El Consorcio das Mariñas y ayuntamientos vecinos como Sada y Olerios se han sumado a este pesar decretando tres días de luto oficial, como también partidos políticos y otras entidades que han expresado sus condolencias tras lo ocurrido.

Funerales

Las seis víctimas mortales recibirán sepultura este lunes en las localidades coruñesas de Cambre y Carral, donde residían. Es el caso de una joven embarazada y su pareja, Ana C. y Miguel C., de Cambre, que permanecen desde esta tarde en el tanatorio de Eiroa tras la realización de la autopsia en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

Los dos serán enterrados mañana en la Iglesia de Cambre a las seis de la tarde. En la iglesia de San Juan de Anceis, en esta misma localidad coruñesa, también recibirá sepultura Laura D., que está siendo velada por sus familiares en el tanatorio San Javier.

Además, Carral acogerá también mañana los sepelios de Marcos P. en la iglesia de Santiago de Sumio, y de una mujer y su hija, cuyas exequias se celebrarán a las siete de la tarde en San Marín de Tabeaio.