Junqueras ofrece la entrada de ERC en el Govern y Mas le da largas

El presidente de ERC, Oriol Junqueras. /
El presidente de ERC, Oriol Junqueras.

El líder de los republicanos propone este gesto para "fortalecer la consulta" mientras el presidente le responde que "ahora no es momento"

CRISTIAN REINO MADRID

El presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, socio de CiU en la gobernabilidad de Cataluña, se ha mostrado esta mañana dispuesto a ayudar más al Gobierno catalán. No solo estaremos encantados, sino que queremos estar en el Govern para blindar la consulta, le ha retado a Artur Mas. Un día después de que Mas abriera ayer la puerta a adelantar las elecciones si no hay consulta, Junqueras ha replicado que la consulta es el mejor intrumento, casi el único, para votar el 9-N. No queremos renunciar de ninguna manera al referéndum, ha expresado el republicano.

MÁS NOTICIAS

Junqueras ha instado a Mas a ser consecuente con lo que votó el Parlamento catalán cuando aprobó una resolución de soberanía y le ha recordado además que la única garantía democrática de la consulta es la ciudadanía que se manifestó el 11-S. Las garantías somos nosotros, el Govern y el Parlament. El derecho a la libertad de Cataluña es inalienable, ha añadido. Sabíamos que el Gobierno español no nos aplaudiría cuando fuéramos a votar. Y sabíamos que el TC no nos regalaría la consulta. Sed consecuentes con la declaración de soberanía que votásteis, ha emplazado a los diputados de CiU. Y si no lo sabíais, no os merecéis la confianza de los ciudadanos, ha rematado.

Mas ha agradecido la oferta de Junqueras de entrar al Gobierno catalán. Se lo había pedido más veces, celebro que sea así, le ha dicho. Es un escenario nuevo que fortalece el proceso, ha añadido. Según Mas, llegado el momento, hablaremos y veremos en qué condiciones podemos darle más fortaleza al proceso. Mas ha señalado que en las próximas semanas hablaremos para ver cuál es el desenlace de la oferta.

Mas ha insistido en que la consulta se ha de hacer bien y con grantías para que la respuesta sea entendida por todo el mundo y el resultado sea incuestionable, en Madrid y Bruselas. La única preocupación es la respuesta, ha dicho. No he llegado hasta aquí para dar un paso atrás. Quiero acabar el proceso bien, que la gente pueda votar la pregunta que hemos acordado, ha rematado en la réplica a Junqueras en el debate de política general.