Rajoy advierte de que votar a «populistas y disgregadores» pondría en peligro la salida de la crisis

Mariano Rajoy y Jean-Claude Juncker. /
Mariano Rajoy y Jean-Claude Juncker.

El presidente del Gobierno recuerda que los gobiernos que negaron la crisis fueron "arrollados"

ANTONIO MONTILLAMadrid

Mariano Rajoy ha vuelto a primera línea de la campaña electoral tras un fin de semana a medio gas. El presidente de del Gobierno ha presentado esta mañana a Jaen Cloude Juncker, candidato del Partido Popular europeo a la presidencia de la Comisión Europea, ha alertado que votar el próximo 25 de mayo a fuerzas políticas "disgregadoras, populistas o eurofobas" pondría en peligro la salida de la crisis en España y en el resto de la UE.

Una referencia subliminal a los partidos independentistas a los que ha enviado otro mensaje. Ya más trillado: que sólo aquellos que remen en el mismo barco podrán salir reforzados de la actual coyuntura económica.

En alusión a los populismos, ha sorprendido a presencia en el Foro Nueva Economía Europa de Alejo Vidal-Quadras, un histórico del PP catalán que en febrero abandonó el PP para encabezar la candidatura europea de Vox. "Este es un país libre", ha respondido cuando los periodistas le han preguntado por qué había acudido a un acto presentado por Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha destacado que Juncker, es un convencido de la unión de los estados y de la cohesión, "enfatizar lo que los europeos tenemos en común y no lo que nos separan".

En clave económica, ha vuelto a reiterar que "los españoles nos hemos rescatado a nosotros mismos y asegurado la estabilidad de toda la UE". Además, ha insistido en que los gobiernos que negaron la crisis, como el de José Luis Rodríguez Zapatero, fueron arrollados por la crisis y que pusieron en riesgo la misma existencia del euro, "porque olvidaron la obligatoriedad de mantener vivo el impulso reformista", ha zanjado.