Nissan intenta popularizar la conducción autónoma con el Qashqai ProPilot

El sistema utiliza una cámara en el parabrisas y sensor de radar. :: HOY/
El sistema utiliza una cámara en el parabrisas y sensor de radar. :: HOY

Solo está disponible con el motor diésel 1.6 de 130 CV y cambio automático

J. A. POLO BADAJOZ.

Nissan ha presentado en España el nuevo Qashqai con tecnología ProPilot, el primer paso hacia la conducción autónoma que se inició en Japón en agosto de 2016 en el Serena. A Europa llegó el ProPilot en enero de 2018 de la mano del Leaf, y ahora con el Qashqai lo hace al segmento más poblado y con más crecimiento del mercado español, el de los SUV o todocaminos.

El sistema ProPilot es del nivel 2, asistiendo al conductor en las tareas de dirección, aceleración y frenado, pero en un único carril, operando a cualquier velocidad. El nivel 3 podrá cambiar de carril para adelantamientos.

ProPilot se basa en la lectura del tráfico y de las condiciones de la carretera que realizan, por un lado la cámara frontal instalada en el parabrisas y por otro el sensor de radar ubicado detrás del logo Nissan del frontal. El Qashqai ProPilot está ya a la venta con el motor diésel 1.6 dCi de 130 CV combinado con la caja de cambios automática X-tronic, de variador continuo. El precio no se ha facilitado, pero este modelo, sin el asistente, oscila entre 33.750 y 35.800 euros.

Se activa con el botón situado en el volante, ajustando la velocidad de crucero inteligente y el conductor puede adaptar la distancia de seguridad en tres niveles.

El Qashqai puede llegar a detenerse si las condiciones del tráfico así lo requieren. Si la detención es por un tiempo inferior a tres segundos, el vehículo retomará automáticamente la marcha cuando el coche precedente lo haga. Si la parada es superior el conductor deberá presionar el botón 'RES +' o presionar el acelerador para retomar la marcha y ProPilot volverá a estar activo. El sistema mantiene el coche en el centro del carril, leyendo las líneas blancas de la calzada. Si el conductor no mantiene el control del vehículo, emitirá primero una serie de avisos sonoros, posteriormente realizará breves frenadas controladas y en última instancia realizará una parada de emergencia, de forma totalmente automática, con la señalización de las luces de emergencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos