Mercedes C 200 EQ Boost, un gasolina hibridado con etiqueta ECO

El diésel C 220d es mejor opción que este C 200 EQ Boost. :: POLO/
El diésel C 220d es mejor opción que este C 200 EQ Boost. :: POLO

Comparado con el diésel C 220d de 194 CV, este gasta dos litros menos y emite menos CO2

J. A. POLO BADAJOZ.

Probamos el nuevo Clase C de Mercedes con motor de gasolina, el C 200 EQ Boost, un 1.5 de 184 CV que dispone de la etiqueta ECO y cuesta 44.500 euros.

Inevitablemente, y en los tiempos en que estamos, era lógico hacer la comparativa con su similar en gasoil, el C 220d de 194 CV, un 2.0 cuyo precio es de 45.950 euros.

La balanza se ha inclinado en favor del diésel por múltiples motivos. Consume dos litros menos el diésel que el gasolina, 7,4 litros el C 200 a un crucero de 130 km/h, frente a 5,7 litros del diésel a 150 km/h; contamina menos por las emisiones de CO2 de 117 gramos, en tanto que el gasolina emite 136 gramos; su aceleración es mejor, 6,9 segundos en llegar a 100 km/h desde cero, mientras que el hibridado lo hace en 7,7 segundos; la recuperación en adelantamiento es mejor en el diésel que en el gasolina hibridado, pues el par motor del diésel es de 400 Nm a 1.600 revoluciones, en cambio el gasolina rinde 280 Nm a sólo 3.000 vueltas, propiciando una marcha más alegre, sobre todo en ciudad donde el régimen de vueltas del motor es bajo, justo en la línea del par motor del diésel.

Por tanto, con una diferencia de precios de 1.450 euros en favor del gasolina hibridado C 200 EQ Boost y con 10 CV más de potencia en el diésel C 200d, yo me inclinaría por la compra del C 220d en lugar del C 200 EQ Boost.

Que éste tenga la etiqueta ECO de la DGT puede ser determinante para quien viva en Madrid o Barcelona, pues puede circular en cualquier escenario de contaminación.

El C 200 es ECO porque tiene una hibridración gracias al sistema de 48 voltios que sirve tanto de motor de arranque, como de alternador y motor auxiliar para mantener la velocidad en determinadas circunstancias, es como 'circular a vela', aprovechando el impulso el EQ lo mantiene. No sirve para mover el coche por sí solo. Suministra 10 kW (14 CV) al motor térmico cuando es preciso, a través del cigüeñal mediante una correa que es la transmisión para poner el motor en marcha.

 

Fotos

Vídeos