Yoga antes de entrar al cole

Los niños saludan al sol antes de comenzar las clases. :: brígido

La profesora Colette Read asegura que la actividad que se realiza en el San Juan Bosco ayuda a los niños a concentrarse mejor en sus tareas

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Después de dar los buenos días a sus familia antes de ir al cole, otra de las primeras cosas que hacen los niños del colegio San Juan Bosco, en la barriada de María Auxiliadora, es saludar al sol.

Ayer concretamente lo hicieron 200 alumnos a la vez antes de comenzar las clases. Con motivo de la proximidad del Día Internacional del Yoga, la profesora de yoga, Colette Read, sacó al patio del colegio a los niños que se encuentran entre Primero de Infantil y Sexto de Primaria, con edades entre los 3 a los 12 años, para que hicieran este ejercicio que dura no más de 7 minutos.

Según Colette, el objetivo que se persigue con esta iniciativa que se realiza con Infantil y Primaria desde abril de 2018 es «aumentar la autoestima, el auto control y fomentar la relajación de los alumnos para conseguir mejorar la concentración y el aprovechamiento de las clases».

Entre las actividades extra escolares que se imparten por la tarde se ofrece inglés a través del yoga

Este es, por el momento, el único colegio de la ciudad en el que se imparte yoga. Por dos motivos. Porque Colette tiene a sus hijas en este centro y dice que le gusta colaborar con ellos. Y porque es una de las monitoras de las actividades extra escolares y ofrece inglés a través del yoga como una de las actividades de la tarde. «Este año he ofrecido yoga gratis en los colegios de la ciudad para promocionar sus beneficios. He hecho talleres en varios centros e institutos colaborando con los profesores de Educación Física y ha tenido resultados muy positivos».

Dice que con los niños más pequeños ven que aprenden inglés de una manera divertida mientras hacen una actividad que beneficia su salud corporal y mental. «Con los niños mayores los beneficios son más profundos. Aprenden el auto control a través de los ejercicios de respiración y también a compartir con sus compañeros una actividad que incluye a todos los niños de una manera no competitiva».

Durante el tiempo de extra escolares hacen una clase de dos horas una vez a la semana. Trabajan las emociones en inglés, el vocabulario relacionado con las estaciones del año usando técnicas de mindfulness, hacen yoga en pareja para trabajar la comunicación y la confianza entre ellos, el saludo al sol, hablan de su semana y comparten experiencias con sus compañeros. Con los más pequeños cantan canciones para aprender vocabulario en inglés.

La actividad se realiza a través del colegio. Pero Colette espera poder incluirla «como parte de las actividades escolares por las mañanas en un futuro para que todos los alumnos y profesores puedan obtener los beneficios de la actividad».

Algunos de los alumnos van a participar el un flashmob de yoga en el Acueducto de los Milagros el próximo viernes 14 de junio dentro del festival Gastrosensaciones.