«Velaremos por los mayores que vivan solos con ayuda de sus vecinos»

La concejala de Servicios Sociales, Mayores y Vivienda Catalina Alarcón. :: j. m. romero/
La concejala de Servicios Sociales, Mayores y Vivienda Catalina Alarcón. :: j. m. romero

María Catalina Alarcón Frutos, concejala de Servicios Sociales, Mayores y Vivienda, lleva tres de las delegaciones más complicadas, que afronta con un despacho «abierto a todos los que nos necesiten»

M. ÁNGELES MORCILLOMÉRIDA.

Catalina Alarcón repite esta legislatura como concejala de Servicios Sociales y Mayores. Pero durante los próximos cuatro años tiene un nuevo tema que solucionar a los vecinos de Mérida: Vivienda. Dice que en cualquier sitio y a cualquier hora la gente le para contarle sus problemas y pedirle soluciones. Es uno de los desvelos que afronta por estar al frente de delegaciones tan necesarias. Otra es irse a casa con los problemas de muchos de los vecinos de Mérida y darle vueltas hasta que les encuentra alguna solución.

-¿Cómo afronta esta etapa con unas delegaciones tan importantes y a la vez delicadas por los tema que toca?

-Con mucha ilusión y ganas de trabajar por los ciudadanos. Nuestra prioridad son siempre las personas. Y las delegaciones que llevo son para trabajar directamente y diariamente en contacto con las personas y estar con ellas. Se pueden hacer muchas políticas sociales, que son con las que nos identificamos los socialistas, y precisamente las que nos diferencian de otros grupos. Intentamos poner al servicio de las familias, sobre todo de las más vulnerables, todos los recursos que tenemos. Y aunque Vivienda es nueva para mí, también conocía algo ya de su funcionamiento de la anterior legislatura. Estoy muy bien. Conozco a las personas que trabajan en estas delegaciones y también conozco, de los años que llevo, a las personas que vienen a solicitar nuestra ayuda. A mí me gustaría muchas veces, cuando vienen a ello, tener una varita mágica, y darles una solución. Pero no siempre es así. Siempre tengo las puertas abiertas para intentar encontrar una salida a los problemas de los vecinos.

«Como mejor se sale de la crisis y de la exclusión social no es con ayudas, sino con el empleo»

-¿Qué es lo más duro del trabajo de esta delegación y quiénes son los sectores de la población más vulnerables, ancianos, familias con niños que no llegan a fin de mes...?

- -Cada uno tiene su perfil. Vienen muchos vecinos que hace años tenían una situación normalizada y que, por circunstancias de la crisis u otros problemas, se han venido abajo. A ellos les ofrecemos muchas ayudas que están vigentes para intentar solventar, en la medida de lo posible, sus problemas. Tenemos los mínimos vitales, el fondo de garantía, la ayuda para material escolar, ayudas para el alquiler social... Pero yo considero que como mejor se sale de la crisis y de la exclusión social no es con ayudas, sino con el empleo. Por eso hemos puesto en marcha programas de inserción socio laboral o colaboramos con algunos de ellos como el Crisol, del que ya se benefician más 180 personas. Lo importante es darles una solución. Pero también darles herramientas y formarlos en habilidades sociales es muy importante.

-¿El presupuesto municipal es suficiente para poder desarrollar todos los programas y ayudas y solucionar los problemas a los vecinos?

-Para Servicios Sociales tenemos más de 1 millón de euros, a lo que hay que sumar las ayudas que nos llegan de administraciones como la Junta.

Mérida, muy solidaria

-Aparte de recurrir a las ayudas de Servicios Sociales. ¿La gente más necesitada de Mérida puede contar con la solidaridad de los demás ciudadanos?

-Yo creo que los emeritenses son muy solidarios. La prueba está en que hay muchas asociaciones que trabajan con las familias. La gente responde muy bien. La prueba la tienes en todas las galas benéficas que se organizar a lo largo del año. Siempre tienen una gran afluencia de personas que se vuelcan con ella y colaboran de una u otra manera. La solidaridad se ve y se nota.

-¿En los últimos años ha descendido la demanda de alguna ayuda o aún siguen siendo muchas las familias que fueron golpeadas por la crisis, que aún no se han recuperado del todo y tienen que tirar de Servicios Sociales para vivir?

-Todavía se nota que hay muchas familias que no se han recuperado y siguen necesitando las ayudas que ofrecemos.

-¿Cuáles son los retos que se marca para esta legislatura en las distintas delegaciones que lleva?

-Continuar ayudando a todas las personas que lo necesiten. Intentar mejorar y consolidar los derechos sociales de todos los ciudadanos, aunque sea poniendo a su disposición todas las ayudas posible. Respecto al colectivo de los mayores, que sabemos que es uno de los más vulnerables, tenemos pensado hacer una nueva ordenanza de la ayuda a domicilio, para regularla, mejorarla y adaptarla a los nuevos tiempos. También tenemos previsto, y ya estamos trabajando en ello, ampliar el servicio de teleasistencia. Y también continuar, junto a otras administraciones, con el programa de detectores de humo en viviendas, ubicados especialmente en las de las personas mayores que vivan sola o que tengan alguna discapacidad. Asimismo queremos llevar a cabo un proyecto al que llamaremos Portales Solidarios. Lo haremos para que los vecinos de una persona mayor que viva sola se impliquen un poco en la supervisión de esta para asegurarse de que está bien en su casa. Y si sospecha que puede haberle pasado algo dar la voz de alarma a los Servicios Sociales. Hemos pensado que nos podría echar una mano la Asociación de Voluntarios de Mayores, con la que trabajamos muy de la mano con ellos.

-¿Hay muchos mayores que viven solos en Mérida?

-No demasiados. Pero sí te puedo decir que hay más mujeres que hombres. Hay muchos más viudas que viudos.

-¿Teme que con la situación política nacional haya alguna ayuda que no os llegue?

-No. Porque las ayudas que ofrecemos están cubiertas, bien con fondos municipales o bien con ayudas que nos llega de la Junta de Extremadura. Eso creemos que está asegurado.