Los vecinos critican el estado de los alrededores del Molino de Pan Caliente

Cartel explicativo junto al Molino de Pan Caliente en el que apenas se puede leer el contenido. /:: J. M. R
Cartel explicativo junto al Molino de Pan Caliente en el que apenas se puede leer el contenido. / :: J. M. R

También denuncian la presencia de tocones de árboles junto al río Albarregas y próximos al monumento del Acueducto de los Milagros

MARTA PÉREZ GUILLÉN MÉRIDA.

La emeritense Marta García sale a correr cuatro veces por semana desde hace varios años. Vive en la Corchera pero le gusta disfrutar del ambiente de 'la Isla', como se conoce en la capital autonómica al parque del Guadiana, para hacer deporte al aire libre. Como muchos otros recorre los puentes que cruzan el río y se conoce la zona al dedillo. «El aspecto junto al Molino de Pan Caliente no creo que sea el adecuado teniendo en cuenta que en ese lugar se hospedan peregrinos, llegan turistas», indica García, y señala a la zona que rodea un gran panel explicativo deteriorado y en el que apenas se ve nada. «Parece que está como quemado», señala.

Alrededor se acumulan los rastrojos y la suciedad. «Deberían cuidar más esta zona y el aspecto del canal tampoco es que sea el mejor, aunque no huele en esta ocasión», destaca y recuerda como otros años el estancamiento del agua provocaba ese tipo de problemas. No se equivoca. Desde hace años, el aspecto de los aledaños al albergue se ha convertido en una crítica socorrida entre los que se hospedan y los que discurren por la zona a diario.

Paseo de tocones

Junto al albergue se puede observar un panel explicativo deteriorado y rodeado de rastrojos

A las críticas del parque del Guadiana se suman también las del parque del Albarregas. Aunque el entorno luce cuidado y sin apenas suciedad, la presencia de decenas de tocones a lo largo de todo el paseo desconcierta a los vecinos. «Es cierto que estuvieron trabajando en la zona y talaron árboles», recalca uno de los vecinos, lo que explica el motivo principal de la presencia de los tocones. Aun así no entiende el hecho de que dejen esa parte del árbol. «El aspecto que dan no es el mejor y más teniendo en cuenta que la zona está próxima al monumento», subraya.

De ahí, que los vecinos soliciten la intervención por parte del Consistorio con el fin de que los eliminen.