Los vecinos de San Andrés en Mérida, satisfechos con que se mantengan los aparcamientos

Los vecinos se oponían a perder los aparcamientos. :: brígido/
Los vecinos se oponían a perder los aparcamientos. :: brígido

El alcalde y el delegado de Urbanismo se reunieron ayer en la barriada con ellos para explicarles sobre plano el proyecto de las obras

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

La rotonda que está contemplada en el proyecto de las obras que se llevan a cabo en la carretera que une Mérida con Don Álvaro y que afectan a la barriada de San Andrés se construirá.

Así se lo confirmó ayer a los vecinos de la zona el alcalde. Antonio Rodríguez Osuna visitó ayer la barriada. Lo hizo acompañado del concejal de Urbanismo, Rafael España, y de algunos técnicos municipales de dicha delegación. Durante el encuentro con algunas de las personas que viven y trabajan allí, el alcalde les trasladó algunos de los detalles de los trabajos que se llevan a cabo actualmente en la zona y cómo les afectará en un futuro.

La reunión se celebró en el punto donde se tiene previsto llevar a cabo la construcción de una rotonda con la que algunos vecinos de la barriada mostraron hace algunos días, a través de las páginas de HOY, estar en contra. Decían que perjudicaría el acceso a sus viviendas y negocios.

El alcalde trasladó a los vecinos que tanto los parterres como el carril bici serán accesibles

Osuna señaló que fueron a explicarles a los vecinos de la zona en qué consiste el proyecto de la carretera por las dudas que tenían algunos de ellos. «Les hemos confirmado que esas dudas no son cómo pensaban».

Con esto se refiere a, por ejemplo, la proyección de una rotonda que los vecinos tenían en mente desde que les explicaron el proyecto en la anterior legislatura. Una rotonda que quedaba a pocos metros de sus viviendas.

La del proyecto actual, la que se tiene programado hacer, según indicó el alcalde, «no elimina los aparcamientos de la entrada. Se mantiene un acceso digno, que al mismo tiempo será una medida de seguridad para frenar los vehículos que entran esta barriada y evitar posibles accidentes», explicó Osuna.

Además, en el proyecto también se contempla la eliminación de algunos escalones por motivos de accesibilidad. Y en el inicio de la barriada se tiene previsto hacer una ampliación de la acera para romper con los desniveles existentes.

Asimismo, también anunció que se arreglarán, a lo largo de la barriada, los parterres y, tanto el carril bici como la acera van a responder a la normativa de accesibilidad. «Estos trabajos van a permitir una unión física real entre Mérida y San Andrés para que esta barriada no parezca un pueblo independiente», concluyó el alcalde.

Con esta reunión se disipan todas las dudas que tenían algunos de los vecinos, que hace unos días mostraron su rechazo a las actuaciones que se iban a realizar a través de unas críticas hechas a HOY.

Los vecinos que se quejaban son los que tienen sus viviendas o negocios en la calle Pablo Neruda, en la vía principal de la barriada. Como Jose Chele, que tiene un taller mecánico. Se lamentaba hace unos días, entre otras cosas, porque aseguraban que se habían enterado que junto a sus negocio va una rotonda que rechazaban por completo. Decían que no era necesaria porque no había riesgo de accidentes. Declaraba también que le iban a quitar la zona de aparcamiento para coches que hay delante de su negocio para convertirla en zona verde, a lo que totalmente se oponía, medida que ahora le ha desmentido el alcalde.

«Estamos muy satisfechos con la reunión, sobre todo por el hecho de que nos hayan explicado las actuaciones sobre plano. Nos alegramos porque no nos van a quitar los aparcamientos de la puerta de nuestras viviendas y estamos conforme con la construcción de la rotonda».