Trabajadores de Justicia se quejan en Mérida de que jueces y fiscales acaparan los aparcamientos

Vista de las dos plantas de aparcamientos de los trabajadores de Justicia, en el Tercer Milenio. :: brígido/
Vista de las dos plantas de aparcamientos de los trabajadores de Justicia, en el Tercer Milenio. :: brígido

Han convocado una concentración hoy en protesta por la decisión de «autoadjudicarse las plazas»

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

La parte trasera del Palacio de Justicia acoge hoy de 9.15 a 9.45 horas una concentración de protesta por un motivo singular: las plazas de aparcamiento y quién puede ocuparlas. En realidad, se debe a la falta de sitio para estacionar y los privilegios que observan los funcionarios que trabajan allí a favor de jueces, fiscales y secretarios.

La movilización está convocada por FSC-CCOO, y quieren expresar «el malestar existente entre los funcionarios destinados en el Palacio de Justicia de Mérida, por la decisión unilateral y arbitraria de la Junta de Jueces, de auto adjudicarse las plazas de aparcamientos existentes, únicamente a jueces, fiscales y secretarios».

Así lo explica a HOY Vicente Alegre, Delegado de Personal de FSC-CCOO del Sector de Justicia. Indica además que la distribución de las plazas de aparcamiento es competencia del Ministerio de Justicia y no de la Junta de Jueces.

Tienen programadas otras concentraciones el próximo 26 de octubre y el 9 de noviembre

Alegre recuerda que este problema viene desde que se trasladaron los juzgados a la zona del Tercer Milenio, en 2011. Dice que en esos momentos se hizo una distribución de plazas en las dos plantas del aparcamiento. En la primera planta se dispone de 21 plazas y en la planta baja de 38. «Como entre jueces, fiscales y secretarios hay en total 36 y no todos ocupan sus plazas todos los días, pues algunos comparten coches con otros compañeros o incluso llegan andando a su lugar de trabajo, algunos funcionarios aparcan en esos sitios libres, que están entre 7 y 10».

Del mismo modo, recuerda que en la planta alta existen 21 plazas de aparcamiento para 101 funcionarios que, según Alegre, han sido «condenados» a aparcar en la calle, «con la consiguiente falta de seguridad». En total, entre funcionarios, jueces, fiscales y secretarios judiciales hay en la actualidad 137 personas trabajando en ese lugar.

El problema surge una vez que el juez, el fiscal o el secretario llegan a su plaza y está ocupada por otro vehículo. Cuando esta situación se da en varias ocasiones, tuvo lugar una Junta de Jueces en la que deciden, según explica Alegre, que en los aparcamientos de la planta baja podían aparcar, solo y exclusivamente, jueces, fiscales y secretarios.

«A nosotros lo que nos molesta es que esa es una decisión que ha tomado la Junta de Jueces cuando no es de su competencia y lo vemos como un claro caso de discriminación. La decisión del reparto de plazas la tiene que tomar el Ministerio de Justicia», insisten desde el sindicato.

Explica Alegre que en otros lugares el Ministerio de Justicia crea una comisión con un representante de cada uno de los cuerpos para que sean estos los que se pongan de acuerdo en el reparto de plazas. «Y ese es el acuerdo que se valida y se aplica».

Escrito al Ministerio

Añade que, ante esta situación, han mandado un escrito a la gerencia de Cáceres para que este a su vez lo mande al Ministerio de Justicia. «Lo hemos hecho porque queremos que se entere de lo que está pasando y que, como el Ministerio es el que tiene las competencias en este sentido, sea el que se encargue de tomar una decisión al respecto, creando una comisión mixta de todos los cuerpos o decidiendo directamente la distribución de plazas, ya que es él el titular del Palacio de Justicia», declara.

Mientras que el Ministerio resuelve este asunto y contesta a la petición del sindicato, los funcionarios comenzarán a presionar con varias concentraciones. La primera tiene lugar hoy y están programadas otras dos. Una segunda para el 26 de octubre y la tercera y última, o eso esperan, para el 9 de noviembre.

«Esperamos que el Ministerio resuelva este problema cuanto antes y no tengamos que seguir con las medidas de presión durante los próximos meses».

Alegre calcula que hay unos 60 vehículos con necesidad de aparcamiento en el entorno del Palacio de Justicia, y propone un sorteo y un sistema rotatorio para poder aparcar. «Si hay más personas que sitios se hace un sorteo, y se podrían ocupar esas plazas durante seis meses por unos y los otros seis meses por los otros».

Deja claro que ellos no quieren echar a nadie. Lo que necesitamos es que nos distribuyan las plazas y que no nos queden fuera y nos excluyan de forma automática y por una decisión unilateral», insiste el delegado sindical.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos