'Filoctetes' debuta en Mérida con una obra de intriga y mentiras

Los actores Samuel Viyuela, Pedro Casablanc, Félix Gómez y Pepe Viyuela en Mérida :: BRÍGIDO

Veteranos y jóvenes actores regresan al Teatro Romano con la versión de Jordi Casanovas sobre la obra de Sófocles

BEATRIZ BRAVO MÉRIDA.

La intriga y la tensión llegan mañana al Festival de Teatro Clásico Mérida con la obra 'Filoctetes', una de las últimas tragedias de Sófocles, en versión de Jordi Casanovas y con un elenco de actores que aúnan veteranía y juventud. Pedro Casablanc dará vida al gran guerrero griego, al que Ulises, interpretado por Pepe Viyuela, trata de recuperar de su ostracismo para que le ayude a conquistar Troya.

Más

Los actores Félix Gómez, en el papel de un honrado Neoptólemo, hijo de Aquiles, y Samuel Viyuela, en la piel de un soldado fanático del poder, completan la lista de actores de esta obra que otorga un papel especial a las mujeres en el coro.

Es una obra «de intriga», según el director, Antonio Simón, que señala que «será como si el público viera una película de Hitchcock, pero ambientada en la Grecia antigua».

La historia versa sobre el abandono de Filoctetes en una isla desierta a causa de los males que padecía, convirtiéndose en una especie de Robinson Crusoe durante diez años. Pero Ulises va a buscarlo cuando se entera de que el arco de Hércules que tiene en su poder Filoctetes es necesario para poner fin a la guerra entre griegos y troyanos.

Será entonces cuando Ulises y el hijo de Aquiles tratarán de convencer a Filoctetes a través de las mentiras para que les acompañe con su arco a la guerra de Troya.

Grandes temas de fondo

La obra se presentó ayer en Mérida y el director del Festival de Mérida, Jesús Cimarro, recalcó que reúne todos los ingredientes de un gran espectáculo para el teatro Romano, con una trama intrigante, grandes temas de fondo como el clamor por la paz, y personajes épicos.

Simón se basa en una versión perdida de Eurípides para incluir en la obra al coro que representa a las mujeres de la isla de Lemnos. Sus voces aportan la visión de lo femenino como contrapunto al fondo belicista y patriarcal del que están impregnados todos los personajes, explicó el director del montaje.

'Filoctetes' fue la última obra que se representó en vida de Sófocles y refleja la caída de los valores de la democracia en tiempos del filósofo. Esto se representa en el modo de hacer de Ulises, que usa el engaño para lograr un supuesto bien mayor.

FILOCTETES

Versión
Jordi Casanovas.
Dirección
Antonio Simón.
Reparto
Pedro Casablanc, Pepe Viyuela, Félix Gómez, Samuel Viyuela. Y la colaboración especial de Miguel Rellán.
Escenografía
Paco Azorín.
Coro
Arantxa Aranguren, Sandra Arpa, Marina Esteve, María Herrero, Sara Illán, Nahia Laiz y Mónica Portillo.

En el espectáculo no hay sangre ni muertos. Es una obra de intriga, de espías y contraespías, de engaños y dobles planos, que transcurre como una tela de araña que va envolviendo a los personajes y al final todos acaban víctimas de la trama.

Antonio Simón desveló que hay dos finales en la obra, uno políticamente incorrecto que no quiso desvelar en su intervención y otro que es políticamente correcto: la intervención del 'deus ex machina', con la colaboración del actor Miguel Rellán, que presta su voz e imagen.

En cuanto al elenco, todos los actores han pasado por Mérida, empezando por Pedro Casablanc, que hizo el papel de Creonte en la obra 'Edipo, una trilogía', en 2009. Regresa ahora en la piel de un guerrero al que abandonan porque profana a los dioses, habla mucho y se queja. Un papel que dista de los personajes crueles que el veterano actor ha interpretado y con el que está contento por permitirle cambiar de registro. Cree que Filoctetes debió ser «muy tierno».

Pepe Viyuela actúa en Mérida por sexta vez y dice que su personaje en esta ocasión es «un superviviente». Compara a Ulises como lo que va quedando entre la sociedad tras una guerra. Para el actor, esta es una obra «absolutamente contemporánea» porque habla de la mentira, la corrupción y lo débil que es el ser humano justificando sus delitos.

«Parece que no hemos aprendido nada en estos últimos 2.500 años», señala el actor, que compartirá escenario con su hijo, Samuel Viyuela, para quien es «muy emocionante» estar en Mérida después de actuar aquí como figurante hace ya trece años. Ahora dará vida a un soldado que defiende que el fin justifica los medios, que «habla poco pero está lleno de cosas», dice el joven actor.

Mientras, Félix Gómez encarna a un guerrero que representa los valores del honor, la virtud y la verdad. A diferencia de Ulises, Neoptólemo cree que el único método para ganar la guerra es la manera honrosa. En su caso, Félix Gómez actúa en Mérida tras solo dos años de su debut en este certamen, donde hizo de Alejandro Magno en 2016.

En cuanto a la escenografía, a cargo de Paco Azorín, se ha buscado acercar la obra a la estética de la novela gráfica. Y de la misma manera que los griegos utilizaban telones pintados, en este espectáculo se usan videoproyecciones.

Paco Azorín recordó su debut en Mérida hace 15 años, precisamente con Antonio Simón y con una 'Electra'. Ahora llega con su «décimo montaje» en el Festival y destaca la dificultad de trabajar la escena en el Teatro Romano, un lugar que tiene «una personalidad muy fuerte», como si fuera «una mujer de carácter» a la que unas veces le gusta lo que se hace y otras no, señala.

El escenógrafo ha querido crear lo mínimo necesario para explicar la función: la isla volcánica de Lemnos, de tierra negra, donde no nace nada. Azorín pretende que el público visualice «un vertedero» sobre la escena e identifique a Filoctetes como un deshecho de la sociedad. «Somos una sociedad especialista en dejar tiradas cosas», apuntó.

Un coro de voces femeninas aporta el contrapunto del fondo belicista de la obra

Al mismo tiempo, la iluminación de Pau Fullana, el vestuario de Sandra Espinosa, y las videoproyecciones de Pedro Chamizo son fundamentales para el discurso visual del espectáculo que podrá verse desde mañana y hasta el domingo.

'Filoctetes' es otro de los títulos inéditos de esta edición del Festival de Mérida, que se suma así a las obras 'Ben-Hur', 'Nerón' y 'Esquilo, nacimiento y muerte de la tragedia', ya representadas. A la presentación de la obra también asistieron la secretaria general de Cultura de la Junta de Extremadura, Miriam García Cabezas y el delegado de Turismo, Pedro Blas Vadillo.

El Festival alcanza con esta obra el ecuador de su 64 edición, tras despedir a Rafael Álvarez 'El Brujo' y su espectáculo 'Esquilo, nacimiento y muerte de la tragedia' el pasado domingo con un 9.790 espectadores en sus cinco representaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos