Los técnicos revisan los daños del bloque afectado por el fuego en Juan Canet

Así ha quedado el interior de la vivienda afectada. :: brígido/
Así ha quedado el interior de la vivienda afectada. :: brígido

Resultaron heridos por este incendio 11 personas, una de ellas grave, y algunos vecinos han tenido que ser alojados en hoteles

M. Á. M. MÉRIDA.

Seis vecinos y cinco agentes de la Policía Nacional resultaron afectados por el incendio registrado en una vivienda de la calle Juan Canet la noche del pasado domingo. El 112 Extremadura recibió la llamada de alerta avisando del fuego a las 20.55 horas. El herido más grave es una anciana de 81 años que fue derivada al Hospital de Mérida con intoxicación por inhalación de humo. Al cierre de la edición, la mujer todavía permanecía ingresada.

También resultaron afectados por inhalación de humo cinco policías nacionales, otras dos mujeres y tres hombres, todos leves menos uno de ellos. La mayoría fueron trasladados al Hospital de Mérida y dados de alta con posterioridad.

Hasta el lugar del siniestro se desplazaron bomberos del parque de Mérida, agentes de la Policía Local, Policía Nacional, una unidad medicalizada del SES, sanitarios del Punto de Atención Continuada, una ambulancia de soporte vital básico y otra convencional.

Según han podido saber HOY, la vivienda donde se produjo el incendio está situada en el número 2 de la barriada de Juan Canet, en un inmueble de la planta baja.

Dicen algunos de los vecinos afectados que la familia propietaria de esta vivienda social no se encontraba en su interior en el momento en el que se produjo el fuego. Por el momento, se desconocen las causas del mismo. Aunque se baraja un aparato de calefacción y aire acondicionado como la posible causa, aún sin confirmar.

Aseguran estos vecinos que el fuego hizo «efecto chimenea» y que pronto se vieron afectadas las viviendas superiores a la casa incendiada, sobre todo por el humo.

Algunos de los residentes han tenido que ser alojados en viviendas de familiares y hoteles de la ciudad hasta que los técnicos valoren los desperfectos del inmueble para comprobar la dimensión de los daños y ver si el fuego ha afectado a la estructura del edificio.