El SES subraya que ofrecerá a la familia de la niña fallecida «las aclaraciones que necesite»

Exterior del hospital Materno Infantil de Badajoz./HOY
Exterior del hospital Materno Infantil de Badajoz. / HOY

Sanidad asegura que en todo momento se siguieron«las indicaciones y los criterios» de los responsables clínicos

REDACCIÓN

El Servicio Extremeño de Salud (SES) expresó ayer sus condolencias a la familia de la niña de cinco años fallecida en Mérida tras sufrir un atragantamiento y se puso a su disposición para «cuantas aclaraciones necesiten sobre la atención a su hija».

Más información

Mediante una nota, el SES informó de que la menor fue atendida en los hospitales de Mérida y en el Materno Infantil de Badajoz los días 18 y 19 de mayo, respectivamente, aunque indicó que no puede dar más detalles de las actuaciones clínicas realizadas en la atención a la paciente ya que se vulneraría la «confidencialidad en la asistencia sanitaria».

Asimismo, las mismas fuentes apuntaron que en las actuaciones realizadas se siguieron «las indicaciones y los criterios» de los responsables clínicos de la paciente, que, «como siempre, han buscado en todo momento una atención de calidad ante un problema de salud tan grave».

En declaraciones a HOY, el padre de la niña aseguró el martes que no había decidido acudir a la vía judicial por posible negligencia médica. Sin embargo, «lo más seguro es que pongamos una denuncia. Que sirva por lo menos para que tengamos pediatras». Según el relato de los hechos que ofreció el progenitor a este diario, llevaron a la niña al hospital de Mérida el sábado por la tarde después de que se atragantara con un fruto seco y lo escupiera, aunque «tosía de forma muy rara». Allí fue atendida por un médico de familia, no un pediatra. Le dio el alta después de explorarla.

«Pero al poco tiempo se empezó a poner peor», por lo que la llevaron al centro de salud de Zona Norte, donde fue reanimada y luego trasladada en UVI móvil de nuevo al hospital emeritense. Allí fue entubada y llevada al quirófano, pero ya de madrugada fue enviada al hospital Materno Infantil de Badajoz, donde falleció el lunes por la mañana, según el relato del padre de la pequeña fallecida.