Serrano: «Han subastado la candidatura de Mérida como si fuera un kilo de patatas»

Daniel Serrano, en una de sus últimas comparecencias en el despacho del PP. :: /J.M. Romero
Daniel Serrano, en una de sus últimas comparecencias en el despacho del PP. :: / J.M. Romero

El concejal del PP Daniel Serrano se da de baja del partido por no estar de acuerdo en las formas de elegir a la nueva candidata de Mérida

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

El concejal del Partido Popular de Mérida Daniel Serrano anuncia que deja de ser militante de este partido debido al modo en que se ha elegido al candidato para las próximas elecciones municipales, que será Pilar Nogales, como se ha informado. Aunque también dice que agotará la legislatura como concejal «por respeto» a la gente que lo eligió. «No puedo estar ni un segundo más en un partido defendiendo unas ideas que no son». Asegura que ya tiene rellena la solicitud de baja en el partido y que incluso ha comunicado al alcalde Osuna, del PSOE, su decisión.

Serrano indica que, desde que es cargo público, en el año 2007, ha defendido la democracia «a pesar de las batallas internas». «Mi sorpresa es que, dentro de mi partido, ya no hay democracia», dice el concejal Popular, aludiendo en estas palabras al secretario regional del partido, Fernando Manzano. «Badajoz, quitándole la voz a todos los afiliados de Mérida y ninguneando a todos ellos, ha puesto a dedo al candidato en la capital autonómica. Me duele que se nos quite la voz cuando la hemos pedido en distintas asambleas», recuerda.

Más información

Serrano indica que él no vive de la política y que lleva tiempo trabajando en distintas empresas, aunque confiesa que siente devoción por ella, «es mi gusanillo» y que siempre se ha desvivido por hacer cosas por su ciudad, pues se define a sí mismo como muy emeritense. Pero también declara que ha sufrido persecución, no solo fuera, sino también dentro de su propio partido. Y que en muchas ocasiones, cuando ha recibido acoso o denuncias desde otros partidos, no ha sentido del todo el apoyo del suyo. «Yo he sufrido una persecución desde dentro del PP. Y en situaciones que he necesitado a gente del partido, estos se han puesto de perfil, aunque luego se daban golpes en el pecho diciendo que nos defendían a muerte. Es mentira».

Sobre el anuncio de la candidata del PP a la alcaldía de Mérida, Pilar Nogales, dice que no tiene nada en su contra y que no puede hablar de ella porque no la conoce. «Me he enterado por la prensa que la mejor candidata para Mérida es una persona que no es de Mérida».

Recuerda en este sentido que hay unos estatutos, que se pueden celebrar congresos, que existe una organización interna, un reglamento... «No se puede ningunear de esta manera a los más de 1.000 afiliados de Mérida. Esto es una falta de respeto y hasta aquí hemos llegado».

No confirma que vaya a estar en otros partidos y dice que agotará la legislatura como concejal

No en otras filas

Sobre su presencia en otros partidos, Serrano no adelanta nada, pero lo que sí asegura es que no estará en el PP. También desvela que tiene más de 100 mensajes de compañeros de partido y afiliados que expresan su sorpresa ante la elección de la nueva candidata. «Están sorprendidos a la vez que indignados por las formas en las que se ha hecho».

Insiste también que tanto a él como a otros compañeros nadie les ha dicho nada sobre este tema y reitera que se enteraron por la prensa de la nueva candidatura del PP en Mérida. «Han subastado la candidatura de Mérida como si fuera un kilo de patatas. Con las veces que nos hemos partido la cara por el partido y ahora vienen a ningunearnos de esta manera desde la organización autonómica», declara. Serrano también subraya que él no quería ser candidato en Mérida y que estas declaraciones no las hace por despecho.

Aprovecha también para dar la gracias al presidente local de su partido, Pedro Acedo, del que dice que siempre ha apoyado a todos sus concejales. «Mi presidente me ha pedido que me quede, pero no puedo hacerlo. No tengo moral».

La grabación de la compra de votos y la baja de un coche municipal

El nombre de Daniel Serrano ha estado ligado a asuntos polémicos en los últimos años, aunque de todos ellos ha salido airoso.

En los últimos días de campaña de las elecciones de 2015, salió a la luz una grabación en la que el edil del PP admitía que había habido compra de votos en 2011. En la grabación se escuchó al edil hablando con un hombre que le ofrece comprar votos, unos 500, de cara a las elecciones del 24 de mayo. Ambos se refieren a una compra de votos en los comicios autonómicos y municipales de 2011. «Me pillaron y se montó un pollo de cojones», se oye decir a Serrano. Después la persona pregunta al popular si también puede hacerse en las elecciones del 24 de mayo, a lo que Serrano respondió: «Nos tienen a raya». Se refería, probablemente, a la denuncia presentada por el PSOE y desestimada por la junta electoral de zona por un posible registro masivo de votos por correo de mayores de residencias y usuarios del Psiquiátrico. Serrano aseguró que nunca el PP compró votos y que al «sentirse intimidado por la persona le siguió la corriente para darle largas». Denunció a esa persona.

En julio del pasado año, una sentencia absolvió al concejal de los delitos de malversación y prevaricación de los que le acusaba el Gobierno local por el modo en que tramitó la baja de un coche municipal. La sentencia recoge que no existen estos delitos en la orden que dio de destruir del vehículo. Recuerda que este fue un regalo de una empresa al Ayuntamiento, el Consistorio intentó aprovecharlo pero no era apto para el servicio.

 

Fotos

Vídeos