La Sagrada Cena y la Borriquita abren la Pasión de Mérida