Dos publicaciones sobre Santa María y Santa Eulalia potencian el turismo religioso en Mérida

Dos personas hacen fotos en Santa Eulalia. :: j. m. romero/
Dos personas hacen fotos en Santa Eulalia. :: j. m. romero

El párroco de la Concatedral, Antonio Becerra, pide una mejora en la iluminación del templo para poder admirar mejor las obras

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

El turismo religioso está en auge. También en Mérida. Y tanto los responsables municipales como los párrocos de la Concatedral de Santa María y la Basílica de Santa Eulalia se han percatado de que poner en valor estas iglesias es una forma más de atraer visitantes a la ciudad. Cada vez hay más gente que está interesada en conocer los tesoros arquitectónicos y artísticos que esconden estos dos templos.

Para hacer más atractiva las visitas a ambos edificios y explicar lo que se puede ver en ellos se han editado dos trípticos. En ellos se ofrece información detallada de cómo son y qué se puede encontrar en ellos. La explicación se hace en español e inglés y se complementa con varias fotos generales y otras de detalles tanto de Santa María como de Santa Eulalia, cuyo autor es J. M. Romero, fotógrafo colaborador de HOY.

Los trípticos los ha editado el Ayuntamiento. Precisamente allí fue donde ayer se presentaron, acto en el que estuvieron presentes la concejala de Turismo, Pilar Amor, la edil de Semana Santa, Mercedes Carmona, y el párroco de la Concatedral, Antonio Becerra.

Este dijo en su intervención que para mejorar las condiciones de las visitas a Santa María es preciso renovar la iluminación de la Concatedral. «La gente, con las limosnas que dan, paga suficientemente la luz. Pero tenemos que sentarnos para plantearnos, por ejemplo, la instalación de unos aparatos en los que, depositando una moneda, ayuden a que se puedan ver con todo detalle, por ejemplo, el Retablo de la Candelaria», explicó.

Los trípticos, de los que se han editado 3.000 ejemplares, se pueden encontrar en ambos templos. Vienen a completar las visitas que desde el pasado mes de noviembre se pueden hacer a las dos iglesias gracias al convenio de colaboración entre el Arzobispado de Mérida-Badajoz y el Ayuntamiento. El éxito de esta iniciativa es indiscutible. Según los datos aportados por Amor, han sido unas 20.000 las personas que han pasado por Santa Eulalia desde noviembre de 2018 y en torno a 10.000 las que han visitado la Concatedral.

Voluntarios que explican

Los dos templos se pueden ver fuera del horario de culto. Hay un grupo de voluntarios que es el que se encarga de guiar la visita de los turistas para que no se pierdan nada.

Del tríptico de la Concatedral de Santa María se destaca la explicación de su historia. En él se resalta también su gran valor arquitectónico y obras como sus retablos y la talla del Santísimo Cristo de la 0, obra del siglo XIV. Este tríptico también ha contado con la colaboración del fotógrafo Gustavo Grajera.

En el caso del folleto de la Basílica de Santa Eulalia se destaca que es la cuna del primer templo de la Cristiandad en Hispania. También se explica de forma detallada las excavaciones arqueológicas realizada en el subsuelo de la iglesia en los años 90.

La idea de estas dos publicaciones es, por un lado, mostrar a Santa Eulalia como inicio y origen de la religiosidad, con inscripciones con referencias al cristianismo del siglo I. Y de Santa María recordar que en su subsuelo podría estar la sede de los obispos emeritenses.

En la elaboración de estos trípticos han tenido también un papel importante Agustín Velázquez, catedrático de la Real Academia de la Historia, Juan Cascos, rector de la Basílica de Santa Eulalia, Antonio Becerra, párroco de Santa María y Juan Antonio Rollán, jefe de Protocolo del Ayuntamiento de Mérida, entre otros.