La Policía Local de Mérida controla las medidas de limpieza de la zona del mercadillo

Un agente fotografía la zona tras la celebración del mercadillo. :: J. M. romero/
Un agente fotografía la zona tras la celebración del mercadillo. :: J. M. romero

El Ayuntamiento señala que por el momento no pretende imponer sanciones sino informar a los comerciantes

MARÍA BLANCOMÉRIDA.

La Policía Local velará por el cumplimiento de las medidas especiales de limpieza que se han puesto en marcha en el mercadillo. Varios agentes municipales acudieron ayer al recinto para comprobar el estado de la zona y advertir a los comerciantes sobre posibles sanciones.

La portavoz municipal, Carmen Yáñez, anunció ayer que a partir de ahora todos los martes habrá «vigilancia no solamente de policía uniformada sino también de policía sin uniformes» en los lugares donde «se ha solicitado y pedido permiso a la Delegación del Gobierno».

El pasado lunes entró en vigor la medida por la cual los vendedores del mercadillo no solo tendrán que pagar una multa de hasta 750 euros si no recogen los residuos, sino que también se les podrá «retirar las licencias y las autorizaciones que tienen para instalarse», como recordó Yáñez.

La posible multa se extiende también a los veladores que no dispongan de papeleras en sus mesas. Asimismo, los ciudadanos que no depositen su basura en los contenedores entre las 22.00 y las 24.00 horas también serán sancionados con el mismo importe.

El proyecto entra dentro de las medidas relativas a terrazas, mercadillo y depósito de residuos urbanos que el Consistorio ha planeado a comienzos de esta legislatura.

Según el Ayuntamiento, no es la primera vez que avisan sobre el cumplimiento de estas normas, «de las que todos deben ser conocedores» para que no solo tengan el derecho a ejercer la actividad, sino también «para que dejen el mercadillo en las mismas condiciones en las que se lo han encontrado», argumentó Yáñez.

Colaboración empresarial

En cuanto a las papeleras instaladas en los veladores, «la mayoría de los hosteleros ha decidido colaborar con el Ayuntamiento con el modelo de papeleras que nosotros hemos facilitado». Según apuntó la delegada de Limpieza, Mercedes Carmona, tienen a disposición de los hoteleros otras cien papeleras más «con el fin de que haya uniformidad en toda la ciudad», agregó.

Se dio un plazo para que la hostelería se adaptara a las normas de tener papeleras con un modelo donde se marcaron unas características. El plazo de adaptación que concluyó el 15 de julio también iba dirigido al depósito en los contenedores.

Por eso, la misma medida se ha empezado a ejecutar en la vía pública, para que los ciudadanos depositen la basura en los contenedores entre las 22.00 a 24.00 horas.

«Con estas altas temperaturas, que depositemos antes la basura es algo que nos perjudica a todos, porque se incrementan los malos olores, la suciedad y los bichos que pueda haber en torno a estas basuras», señaló Carmen Yáñez.

Julio César Fuster, delegado de Recursos Humanos, comentó que esta no es una medida directamente sancionadora, sino informativa. «Hay una medida previa educadora e informativa. En datos globales la Unión Europea produce al año 25 millones de toneladas de residuos de plástico en las calles de toda Europa. El objetivo del desarrollo sostenible habla de lo local, de medidas como esta», concluyó.

Más