La Plataforma del Voluntariado en Mérida reivindica la presencia útil y necesaria de los mayores

Varios mayores pasean por la Plaza de España. :: j. m. romero/
Varios mayores pasean por la Plaza de España. :: j. m. romero

Hasta final de año tiene preparada una serie de actividades cuyos ejes principales también serán la discapacidad y los planes de igualdad

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

La Plataforma del Voluntariado de Mérida encara los últimos meses del año con nuevos proyectos y retos centrados principalmente en la discapacidad, los mayores y la igualdad.

Marisol Pérez Cabrera, presidenta de esta plataforma, explica a HOY que las actividades arrancan en octubre con cursos para personas con discapacidad funcional, que les llevará hasta el 3 de diciembre con la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Como novedad, dentro de las actividades que van a desarrollar, se va a poner también el foco de atención en el sector de las personas mayores. «Serán protagonistas durante los últimos meses del año en la plataforma del voluntariado. Las VII jornadas de voluntariado social, que serán el 20 de noviembre, estarán dedicadas a este sector de la población. El café para compartir, en octubre, también se dedicará a este colectivo. Y el concurso de postales de Navidad no estará dirigido, como el año pasado, a colegios o a personas con discapacidad, sino a nuestros mayores».

Quieren concienciar de que las personas de mayor edad no son solo cuidadores de nietos

Dice que con esto no quieren hacer un homenaje a estas personas, y no porque no se lo merezcan. Lo que quieren reivindicar es el papel de los mayores en nuestra sociedad, su presencia útil con la que tanto pueden aportar. «Parece que cuando una persona llega a la jubilación deja de ser útil porque parece que deja de fabricar en esta sociedad de consumo que tenemos. Pero pueden aportar mucho. No solo como cuidadores de nietos, sino también como personas activas que siguen aprendiendo, enseñando y siendo útiles en la sociedad».

El otro tema importante que la plataforma incluirá en algunos de los próximos actos que celebre es la igualdad entre mujeres y hombres. Están muy concienciados con este tema. De hecho, en los nuevos estatutos que hicieron en marzo, cuando se celebró la asamblea extraordinaria de la plataforma, ya introdujeron como uno de los fines el tema de la igualdad. No solo entre las personas, sino entre hombres y mujeres.

«El Plan de Igualdad ayuda a conseguir subvenciones, muy necesarias para seguir haciendo el trabajo. Hay que recordar que las entidades públicas puntúan que se hagan planes de igualdad. Pero como además el voluntariado es eminentemente femenino, ya que la mujer compatibiliza mejor el empleo con el voluntariado, pues necesitamos esos planes», explica. Añade en este sentido que por ese motivo en noviembre van a hacer un par de jornadas en las que enseñarán a las asociaciones y colectivos por qué es necesario contar con un plan de igualdad y cómo elaborarlos de forma eficaz.

El perfil cambia en verano

Marisol también declara que durante los meses de verano desciende un poco la actividad de la plataforma y de las asociaciones que la conforman. Pero que de ninguna manera baja el número de voluntarios. En todo caso, cambia de perfil. En los meses estivales se ve voluntariado que está formado por personas más jóvenes que el resto del año.

«Durante el verano, las asociaciones y colectivos organizan con sus usuarios campamentos de verano, salidas a playas, actividades al aire libre... Y siempre van acompañados de voluntarios. Un voluntariado que es específico de verano, integrado sobre todo por estudiantes y gente joven, ya que es el único momento en el que estos pueden prestar su apoyo. Esto propicia que los voluntarios que están trabajando con la gente durante todo el año, que suelen ser de mayor edad, puedan descansar un poco de sus labores», explica Marisol.